Distribuir contenido _Blogosfera

Ardalén, de Miguelanxo Prado

blog_ Adalides - 24 June 2014 - 10:21pm

Disculpando los prolongados silencios por estos lares a los que las circunstancias me obligan, tengo que reconocer que entre mi larga lista de cómics leídos recientemente hay títulos en espera de reseña desde hace casi hasta seis meses (y que incluso van a exigirme una relectura para cuando quiera ponerme a comentarlos en la web). No es el caso, sin embargo, de Ardalén, uno de los últimos en pasar por mis manos, que me gustó hasta tal punto que tenía que colarse en los primeros puestos para dedicarle unas líneas cuando retomara lo de escribir por aquí. No por nada estamos hablando del tebeo que se ha alzado con el Premio Nacional del Cómic en 2013 y que corrobora la valía de su autor, el coruñés Miguelanxo Prado, dentro del panorama gráfico español.

Ardalén es una historia fabulosa en todos los sentidos, por lo que no debe extrañar encontrársela en una página sobre fantasía como esta. En el momento de encasillarlo en un género, resulta fácil recurrir a ese movimiento artístico que se ha venido en llamar realismo mágico y que tan a menudo nos trae a la cabeza nombres como el de Borges o García Márquez, pero que no es, en definitiva, sino una manera de afirmar la creencia en lo fantástico e inverosímil como algo corriente y que forma parte de nuestro mundo.


En una trayectoria salpicada de joyas, Prado ya había destacado anteriormente con piezas como Quotidiania Delirante, Tangencias, Crónicas Incongruentes o Stratos... (englobadas en la colección de Norma Editorial que lleva su nombre), pero sobre todo por esa obra maestra del medio que es Trazo de Tiza. Precisamente con ella guarda ciertas semejanzas que harán recordar al lector aquel exponente poético del noveno arte que ya ocupa un lugar en el podio del cómic patrio. El amor como eje principal de la historia, la honda relación con el mar —tan cercano siempre del ilustrador gallego—, un personaje femenino muy potente, la paradoja temporal y ese halo de misterio que se mantiene hasta el último minuto de lectura (y que reverbera en nuestra mente durante un largo periodo) son algunos de los matices que refuerzan la identidad del autor en su arte. Por no mencionar el lucimiento de su impresionante composición gráfica y la magnitud que abarca el esplendoroso colorido sobre la narración en sí misma.

El ar do alén (aire del más allá, en gallego) es un viento ábrego —uno no sabe si legendario o verídico, pero bien desearía que fuese esto último— que sopla tierra adentro desde el mar y evoca olores salobres y húmedos de las extensiones oceánicas. Es además el protagonista en la sombra de este relato y el fenómeno que construye una historia sobre la memoria y el recuerdo, el impacto de la dimensión onírica de los pensamientos y las experiencias que es capaz de invocar y revivir la mente humana. Dicho así puede parecer que el argumento roza lo pretencioso y hasta se diría que un perfil metafísico. Nada más lejos de la realidad y de las intenciones del autor (salvando, eso sí, ese carácter en cierta manera esotérico que Miguelanxo imprime a casi toda su obra).


En realidad Ardalén es la historia de una búsqueda y un encuentro; un drama fantástico que no por su apariencia de relato costumbrista dejará de gustar a los que tienen en el mundo de lo imaginario su especialidad favorita. Sabela, una mujer en la madurez a la que la vida no le sonríe últimamente, busca rellenar los huecos que han dejado sus actuales pesares completando una investigación que le angustia desde niña: averiguar el destino de su abuelo, que partió a hacer las Américas y a quien la familia acabó perdiendo la pista bajo unas circunstancias ciertamente sospechosas.

Las pocas cartas y recuerdos que conserva apuntan a un minúsculo pueblecito de montaña en la Galicia más rural, donde todavía podría vivir un viejo compañero en la emigración de este abuelo desaparecido e intencionadamente olvidado por los suyos. En la tasca local le hablan de Fidel, el único que supuestamente estuvo en Cuba años atrás y que podría tener noticias de su pariente. Pero la mente de Fidel es un revoltillo de recuerdos, delirios del pasado y viejas experiencias desordenadas. Comienza un tira y afloja de conversaciones y sentimientos compartidos entre Sabela y Fidel, al tiempo que la aldea desvela tímidamente sus secretos bajo la influencia el misterioso viento pelágico.


La narración posee este tono enigmático tan característico del autor con el que ya consiguió atraparnos en Trazo de Tiza, pero aunque inevitablemente se tienda a establecer vínculos como los que antes he citado entre ambas obras, cada una tiene una personalidad propia muy diferente. El protagonismo gira en torno a la figura del senil Fidel (tengo especial debilidad con aquellas historias que realizan un digno reflejo de la ancianidad) y de Sabela, que a pesar de su temple frágil y vulnerable, irradia una tenacidad fuera de lo común. Además, la relación que se establece entre el uno y la otra se basa en un tema tan atrayente como es la búsqueda de las raíces y la acción de escarbar en la memoria. Pero el resto de personajes, incluso aquellos 'fantasmales', no se quedan atrás y tienen unos rasgos tan peculiares que no dejan plano a ninguno de ellos: Tomás, Ramón, Rosalía, La Xana o Celia (de la que, por cierto, es inmediata la comparación con Sara, regentando una especie de oasis en mitad de la nada).


Hablando de los personajes hay un detalle muy curioso que resaltar: el uso de distintas tipografías en función de aquel que toma la palabra. Una rareza que hasta cierto punto diría que refleja la naturaleza interior de cada cual, aunque quizá esto que digo sea estirar mucho las sensaciones (tal vez es sólo una impresión personal). Y de nuevo el escenario es prácticamente un personaje más de la trama, hasta el grado de transmitir la sensación de que hemos traspasado los márgenes del mundo real. Son unos pocos lugares gracias a los que viajamos a un entorno semi-mágico e ilusorio durante la lectura: la aislada aldehuela —que como todo rincón bucólico es nido de chismorreos y secretos a media voz—, una hospedería que hace las veces de café-cantina, un pequeño caserío destartalado, un prado desde el que se escuchan los cantos abisales de las ballenas...

Porque Ardalén —basta con echar un vistazo a su portada— es también una historia de mar, que rezuma los orígenes gallegos de su creador (no olvidemos que es el impulsor del festival Viñetas desde el Atlántico) hasta en expresiones en boca de los personajes como el uso continuado de los diminutivos o del 'marchar' en vez de 'ir', por poner algunos ejemplos. Intensamente relacionado con De Profundis (la historieta ilustrada y el largometraje animado), Miguelanxo Prado retrata en sendos trabajos el sentimiento del náufrago, que en el caso del cómic que nos ocupa se basa en la percepción interior de la propia existencia, en el sentido figurado, así como en las alucinaciones que nos muestra a través de Fidel, que de pronto se ve rodeado de peces, celentéreos y otros animales marinos. Queda como una de las páginas más asombrosas e impactantes la que se refiere a la aparición de las ballenas (y que, curiosamente, me recordó a otra estampa similar —sobre un entorno urbano en este caso— en Las ballenas públicas de Broussaille).


Prado tiene un estilo gráfico muy distinguible, casi pictórico, que entra por los ojos y cautiva como pocos, ya se tengan más o menos conocimientos en esto del cómic. Dudo que haya quien pueda resistirse a ese dibujo hipnótico y al lirismo de sus composiciones ilustradas. Su maestría en el oficio, que con frecuencia suscita la sensación de estar contemplando un óleo, es incuestionable. Y del color se puede decir otro tanto, de una textura casi palpable, que ayuda a introducirse en la historia e intensifica esa fabulosa impresión mágica. Las absorbentes planchas de tonos ocres, azul y aguamarina llenas de peces y demás criaturas acuáticas a su libre albedrío cada vez que se desatan los recuerdos de Fidel y sus ojos chispean ante un pasado imaginario, convierten la actividad de pasar las páginas en un caleidoscopio de pigmentos fantásticos y acogedores.


Por si fuera poco, esta extensa historieta (son más de 250 páginas) está acompañada por unos llamativos e interesantes anexos que separan cada uno de los nueve capítulos que la componen, contribuyendo al relato y completando el enigma de la trama como si fueran piezas de un puzle que acabará por tener sentido al final: cartas, artículos de revistas, mapas, viejas fotografías, poemas y letras de canciones, artículos divulgativos, documentos, testimonios, grabados... (¡si hasta hay un repertorio de citas relacionadas con la memoria que alude, entre otras fuentes, al film Blade Runner!) La edición de Norma, que ya va por su 2ª reimpresión, con una nueva portada (lo cual, considerando la tirada de las publicaciones de Miguelanxo Prado, implica un volumen de ventas considerable) luce de lujo para una novela gráfica de estas características (incluye marcapáginas de tela y todo) haciendo que se lea con verdadero deleite y avidez.


En fin, Ardalén es una propuesta redonda: bellísima, inspiradora, profunda. Una nueva obra maestra de Miguelanxo que se merece los premios que ha acaparado y se presta no a una, sino a múltiples lecturas. Sólo puedo añadir que me encantó y me emocionó (siendo alguien para quien el apego al pasado es importante), de manera que debo recomendarlo con el mayor entusiasmo. Y encima los amantes de la temática fantástica estamos de enhorabuena, ya que el dibujante (miembro de la Real Academia Gallega de Bellas Artes) ha asegurado que se encuentra trabajando, por pura diversión, en un nuevo cómic que se entrega de lleno a este género.

«Quien no recuerda, no vive.» (Miguelanxo Prado)
Calificación:

Éxtasis y adivinación: el oráculo de Apolo en Delfos

blog_ A Young Knight Travel - 24 June 2014 - 2:17pm

¿No os parece fascinante la religión griega clásica? Dioses, sacrificios, libaciones, ofrendas, purificaciones, misterios iniciáticos, rituales prohibidos, adivinaciones, ascetismo... Elementos principales de un culto muy difícil de comprender, extraño, en ocasiones atroz, pero también puro y exquisito, que hunde sus raíces en la prehistoria. La religión griega es muy diferente a la nuestra; pero es esa distinción la que nos atrae hacia ese lugar plagado de seres irreales y de historias fantásticas. Hoy os hablaré de un aspecto en concreto de esa religión y la relacionaré con la historia del arte: la adivinación en el oráculo de Apolo en Delfos. Desde los tiempos más remotos, el hombre quiso conocer su futuro; y fue a través de los dioses, a través de su vaticinio, como consiguió tomar el rumbo de su vida. Según Walter Burkert, un gran erudito de la religión y de la filosofía griegas, los dioses transmitían signos que debían ser interpretados: «los signos provienen de los dioses y, a través de ellos, los dioses transmiten indicaciones y orientaciones al hombre, aunque sea de una forma críptica. Precisamente porque no hay escrituras reveladas, los signos se convierten en la forma preeminente de contacto con el mundo superior y uno de los pilares de la devoción. Así ocurre también entre los griegos: dudar de las prácticas de adivinación es incurrir en sospechas de impiedad. Todos los dioses griegos dispensan libremente signos conforme a su gracia y a su favor, pero ninguno tanto como Zeus; el arte de interpretarlos lo confiere su hijo Apolo. Para descubrir la interpretación convincente, más allá de la duda, se requiere un don carismático, la inspiración».
El vaticinio de esos signos se concentraba en los lugares de culto, esto es, en los templos oraculares. Allí, el dios procuraba una ayuda (chresmós) a quienes buscaban consejo a través de lo que hoy llamaríamos un médium, que entraba en estado de éxtasis o delirio (enthousiasmós). Apolo fue el dios de la adivinación y la música en la antigua Grecia y tenía dedicados dos santuarios que ejercieron una gran influencia: el de Delos y el de Delfos, con su oráculo. Según Pierre Grimal, «se representaba a Apolo como un dios muy hermoso, alto, notable especialmente por sus largos bucles negros de reflejos azulados, como los pétalos del pensamiento. No es de extrañar que tuviese numerosos amoríos con ninfas y mortales. Así, amó a la ninfa Dafne, hija del dios-río Peneo, en Tesalia. La ninfa no correspondió a sus deseos y huyó a las montañas. Como el dios la persiguiera, cuando estaba a punto de ser alcanzada dirigió una plegaria a su padre, suplicándole que la metamorfosease para permitirle escapar a los abrazos del dios. Su padre consintió en ello y la transformó en laurel, árbol consagrado a Apolo».

Un fragmento del magnífico cuadro Apolo y Dafne (1908), de John William Waterhouse[Colección privada]
La polis de Delfos, situada en la región de la Fócide, en Grecia, fue uno de los centros de culto más importantes de la península helénica en época antigua. Su santuario, dedicado a Apolo, está ubicado en un enclave de gran belleza, pero de difícil acceso: a su alrededor se alza el famoso monte Parnaso; hacia Occidente, el profundo valle del Plesto deja paso a la planicie de Cirra, llena de olivos; y hacia el sur, el golfo de Corinto y las primeras montañas del norte del Peloponeso le otorgan al santuario un marco geográfico único, sublime y espiritual que se adapta magníficamente al paisaje y que resulta perfecto por su carácter místico. Ese aspecto divino que transmite la región ya atrajo a los primeros pobladores, que la consideraron idónea para rendir culto a sus dioses. Parece ser que antes de la llegada de Apolo se adoró a Gea, la Tierra Madre, cerca de la fuente de Castalia -un manantial que emitía unos vapores que provocaban en el oráculo las alucinaciones para vaticinar el destino-. Allí existió el primer oráculo, ligado a esta diosa, que era regentado por la serpiente Pitón. Apolo, que había nacido en Delos, donde se erige otro gran santuario panhelénico dedicado a este dios, estaba destinado a heredar el lugar sagrado de Delfos, así que, una vez hubo matado a la serpiente Pitón, se hizo amo del oráculo y adquirió el don de la profecía. 

Las profecías de Apolo las transmitía una sacerdotisa, la Pitia, que, sentada sobre un trípode de oro en el interior del templo, recibía las visitas de todos aquellos que buscaban consejo, desde las embajadas sagradas de las poleis más importantes, como Atenas, Corinto, Argos, Olimpia o Mesenia, que buscaban, sobre todo, una orientación en cuestiones políticas y militares, hasta ciudadanos privados preocupados por problemas cotidianos. De esta manera, el recinto sagrado se iría haciendo cada vez más famoso y rico, debido a las acertadas predicciones del dios y a las inmensas donaciones que recibía cada año en forma de exvotos, de tesoros ubicados en la Via Sacra o gracias al pago de la tarifa establecida para consultar al oráculo, que costaba un dracma a cada ciudadano. Según Walter Burkert, «la Pitia era una mujer dedicada al servicio del dios durante toda su vida; iba vestida como una muchacha joven. Después de un baño en la fuente Castalia y tras el sacrificio preliminar de una cabra, entraba en el templo, quemaba harina de cebada y hojas de laurel en la hestía siempre encendida y descendía al ádyton, la zona a nivel más bajo, al final del interior del templo. Sentada sobre el abismo, envuelta por los vapores que suben y agitando una rama de laurel recién cortada, entraba en trance».

El templo: principal símbolo religioso en la Grecia antigua
El templo fue la muestra más característica de arquitectura religiosa en la Grecia antigua. Este edificio, que podía adoptar características arquitectónicas distintas según el lugar donde se erigía, estaba rodeado de un témenos, la zona sagrada destinada al culto. En griego, lo sagrado se expresaba a partir de la palabra hierós, un término que ya se conocía desde tiempos micénicos y que se aplicaba, sobre todo, a elementos del acto religioso, como al sacrificio propiamente dicho, al templo, a los exvotos o al altar. El recinto sagrado no podía ser profanado de ninguna manera, y sólo se podía entrar en determinadas ocasiones: para un sacrificio, para alguna festividad en honor a un dios o, en el caso que nos ocupa, para consultar a la Pitia; los sacerdotes eran los únicos que tenían acceso, pues se ocupaban de mantener el recinto y asegurar el culto. Si alguien entraba en un lugar sagrado cuando no tocaba, se consideraba que el templo había sido contaminado y, por lo tanto, tenía que purificarse, ya que era la casa del dios, un recinto limpio e inviolable. Las nociones de pureza e impureza iban estrechamente relacionadas.

En el interior de este témenos o recinto sagrado se alzaban el templo, los altares sacrificiales o bomoi y, según el grado de riqueza del santuario, se ubicaban los thesauroi, los tesoros ofrecidos por otras poleis, y los anathemata, los monumentos votivos.
El material usado más frecuentemente para la construcción de un templo era la piedra, que podía proceder de diversas canteras. Según el lugar en el cual estaba destinada, se usaba una piedra más ligera con tonalidades más claras, o una más dura para los acabados decorativos. El mármol también era un material importante: Atenas poseía la magnífica cantera de mármol blanco del Pentélico, muy próxima a la ciudad. Las zonas más visibles estaban hechas con la mejor piedra o mármol; y las de menos importancia con materiales más económicos que podían recoger en las cercanías, pues el transporte de las piedras comportaba un gasto considerable. La madera, por ejemplo, fue muy utilizada en los primeros templos dóricos para la construcción de puertas y entablamientos, pero desgraciadamente no se ha conservado; y la arcilla cocida servía, muchas veces, para el recubrimiento del tejado. Otro material muy característico fue el hierro y el plomo, que se utilizaban para unir las piedras; y el bronce, también usado para construir pesadas puertas, para decoraciones más elaboradas o para revestir los muros de madera.

Sobre la decoración de los templos: la escultura y los colores eran los elementos esenciales. La decoración escultórica podía ser ornamental o figurativa hecha en piedra o mármol, aplicada, normalmente, en forma de altos y bajos relieves o mediante estatuas exentas y acroteras -pedestales que sostienen los adornos-, en los dinteles, en las puertas, en las metopas de los frisos, en las zonas altas de los muros del interior del templo y en los frontones. Los templos primitivos, anteriores al siglo VI a.C. solían llevar placas pintadas de terracota. Los temas que se representaban eran mitológicos: dioses, héroes, monstruos y complejas composiciones que narraban relatos míticos y populares, como la Gigantomaquia, las Amazonas o los Centauros. La simbología que traslucían las esculturas del templo era uno de los atractivos principales, así como el color. Algunas veces se utilizaban piedras y mármol de colores distintos para crear un efecto cromático; o se recubría con estuco pintado de blanco u ocre aquellas de más mala calidad. La combinación de colores utilizado solía ser de fuerte contraste, para crear un impacto visual, y se preferían los motivos geométricos y abstractos.
El santuario de Apolo
El témenos de Apolo estaba situado en un desnivel formado por tres terrazas escalonadas. En la zona intermedia se elevaba el gran templo y el altar dedicado al dios, accesible gracias a la Vía Sacra, constituyendo el centro neurálgico de todo el santuario. Parece ser que en esta misma superficie había el primitivo santuario dedicado a Gea, que fue destruido a causa de la construcción del nuevo recinto sagrado.

En esta área se alzaron, no obstante, diversos niveles de templos, correspondientes a diferentes épocas, que quedaron sepultados a causa de la construcción del templo definitivo, las ruinas del cual podemos admirar hoy en día. El primero de ellos, situado hacia el 600 a.C., era un templo períptero -rodeado de columnas en cada uno de sus lados- de estilo dórico, con cella y pronaos, hecho de piedra y con un entablamiento de madera revestido de bronce, que se quemó en el 548 a.C. A causa de este incendio, los arquitectos Agamedes y Trofonio hicieron uno nuevo hacia el 530 a.C., ya de época clásica, gracias a la iniciativa de la familia ática de los Alcménidas, que muy probablemente tenía las mismas características. Estaba formado por grandes sillares poligonales, con una planta rectangular aún arcaica, dividida por una cella y una pronaos. Las columnas sin base de orden dórico sostenían el típico entablamiento, con un frontón occidental ricamente decorado: el escultor, Antenor, compuso una cuidada Gigantomaquia en piedra calcárea, donde, en el centro, se alzaban los dioses en posición prominente, expresando la lucha a partir del movimiento. El frontón oriental también estaba ornamentado en mármol con la representación de Apolo sobre una cuádriga, rodeado por las musas y por dos hijos de Hefesto.


Poco más se sabe sobre este templo, que fue destruido por un terremoto en el año 373 a.C. Hacia el 320 a.C., en época helenística, ya estaba construido el nuevo edificio sobre el basamento de sus precursores. La planta, no obstante, poseía pocas modificaciones respecto del anterior. Era un templo de 21,64 x 58,18 metros, períptero, hexástilo y con quince columnas dóricas en los dos muros más alargados. Estaba constituido por un peristilo -las columnas que rodean el edificio-, una pronaos in antis, un opistodomo in antas y una cella estrecha y alargada, pero muy peculiar: tenía tres naves; en la parte norte se alzaban ocho columnas de orden dórico sobre un estilobato o base de nivel superior al del templo; en la del sur, la sucesión de columnas quedaba interrumpida por el ádyton, una pequeña habitación situada al fondo de la cella, no muy bien delimitada actualmente, donde el oráculo daba sus predicciones. Esta sala estaba dividida en dos por un muro que no llegaba al tejado. La persona que solicitaba una predicción se colocaba en uno de los lados sin poder ver a la Pitia, que se situaba sobre un trípode de oro al otro lado. Aquí también se conservaba el omphalos, la piedra ritual considerada el ombligo de la tierra y el sepulcro de Dioniso. La Pitia, entonces, daba sus predicciones en verso, según se las transmitía Apolo, y los sacerdotes lo interpretaban para el consultante. Se ha debatido mucho sobre qué estimulantes tomaba la sacerdotisa para entrar en tránsito y ponerse en contacto con el dios. Algunos dicen que bajo el ádyton había una corriente de agua sulfurosa, que elevaba sus vapores por una grieta, justo donde se sentaba la Pitia; la composición del terreno, no obstante, no ha dado ningún indicio científico que lo demuestre. Otros creen que masticaba algún tipo de hierba alucinógena.

 

     

Reseña: El Superzorro, de Roald Dahl

blog_ Crónicas Literarias - 24 June 2014 - 7:00am

el-superzorroRoald Dahl no necesita mucha presentación, pues está considerado como uno de los mejores escritores del pasado siglo. Casi la totalidad de sus obras, la mayoría dedicadas al público infantil, han sido llevadas a la gran pantalla y han obtenido una gran aceptación entre el público más exigente: Matilda, Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante o El fantástico señor Zorro son algunas de sus obras más laureadas e ideales para que sus hijos vayan abriéndose paso en este fascinante mundo llamado Literatura.

Pero si algo tiene el autor galés es la capacidad de escribir novelas infantiles que enganchan por igual al público adulto, así toda la familia puede disfrutar de horas de puro entretenimiento.

A decir verdad, yo he visto todas estas películas antes de leer los libros, un error que ya he cometido en más de una ocasión y que casi nunca suelo perdonarme. Y, siguiendo con mi sinceridad, El superzorro ha sido mi primera lectura de este autor.

Publicada originalmente en 1970, esta entretenida historia se lee en apenas una hora, pues consta de noventa y seis páginas. La trama se centra en una familia de zorros, donde su protagonista, el señor Zorro, ha de ingeniárselas para robarles a sus tres vecinos humanos la comida necesaria para alimentar a los suyos: pollos, patos y pavos son los suculentos animales que forman parte del manjar de esta estirpe de cánidos.

Harto de sufrir la humillación del señor Zorro, Boggis, Bunce y Bean, los tres desafortunados granjeros, deciden buscar su madriguera para intentar acabar con él y con todos los miembros de su familia. Pero los tres granjeros no contaban con la astucia del señor Zorro, quien, de manera sorprendente, consigue burlar las excavaciones de sus perseguidores y logra alcanzar la comida de manera aún más sencilla si cabe que antes de estos acontecimientos.

Durante las excavaciones, la familia del señor Zorro conocerá a otros animales subterráneos y, juntos, acordarán un plan infalible para darse un festín todos los días.

En el año 2009, Wes Andersen, director estadounidense, la adaptó a film utilizando la técnica stop-motion. En las voces que daban vida a los personajes principales, el director contó con la colaboración de George Clooney y Meryl Streep, entre otros. Pero antes ya había sido adaptado como ópera, en 1998 y como obra de teatro, en el 2001.

Al tratarse de una historia tan antigua, es de suponer que está publicada por varias editoriales. Yo he leído la que publicó Alfaguara y, pese al paso del tiempo (más de cuarenta años desde su primera publicación), les puedo asegurar que es una obra actual. Y apta para todos los públicos. ¡Que la disfruten!

Lumen: Historia de un alma

blog_ Rescepto Indablog - 23 June 2014 - 3:43pm
Junto con Jules Verne, la otra gran figura fundacional del romance científico francés (el que propició que el nuevo género fuera bautizado así) fue el astrónomo Nicolas Camille Flammarion, cuya obra fue considerablemente más especulativa y tan sólo un poco menos popular. El paso del tiempo, sin embargo, consolidó a Verne como un autor universal, […]

Reseña: Seraphim 266613336WINGS, de Satoshi Kon y Mamoru Oshii

blog_ Crónicas Literarias - 23 June 2014 - 7:00am

seraphimSeraphim 266613336WINGS, es el título de un manga sin terminar del desaparecido Satoshi Kon (Perfect Blue, Tokyo Godfathers, Paprika), con historia de Mamoru Oshii (Patlabor II, Ghost In The Shell).

El cómic se publicó por primera vez como un Tankobon (un volumen recopilatorio) a principios de 2011; después de la muerte prematura de Kon en 2010. Fue entonces (como suele pasar) cuando hubo un aumento e interés por sus trabajos anteriores.

La trama corre a cargo de Mamoru Oshii, pero encontramos aquí temas recurrentes de Satoshi Kon: la conexión frágil entre el mundo de los sueños y la realidad, la fascinación habitual de Oshii con temas bíblicos. Lógicamente el título del manga se refiere a los ángeles de la orden.

seraphim_03

Seraphim 266613336WINGS, se sitúa en un mundo post-apocalíptico y devastado por Tenshi-Byo (El ángel de la enfermedad), el cual ha diezmado a la población mundial. Para desentrañar la causa de esta enfermedad mortal, una joven llamada Sera debe viajar hasta el corazón de Asia junto a un grupo de hombres, cada cual con cierto poder para la búsqueda. Los llamados Tres Reyes Magos se embarcan con ella en un viaje del que muy pocos saldrán bien parados. En un entorno donde las aves tienen mucho que ver, enemigos y conspiraciones les esperan en el camino también.

seraphim_04

La calidad del arte en Seraphim 266613336WINGS es asombrosamente alta y detallada. Tened en cuenta que estamos hablando de un ex aprendiz del gran Katsuhiro Otomo. El estilo de dibujo de Kon tiene un parecido inconfundible con su mentor, además de que sus composiciones son muy cinematográficas y las escenas de acción están cargadas de poderosa energía como hacía tremendamente bien Otomo.

seraphim_05

Intento mantener más de un ojo en las licencias y derechos de historietas japonesas, aunque estén basados puramente en la Ciencia Ficción. Manga y CF son dos círculos en los que aún me considero novato, pero no por eso les doy de lado. Porque si alguien tiene ideas originales en este mundo creativo son los autores de manga. La idea principal de sus obras siempre son geniales, independientemente de su desarrollo. Miren como Tom Cruise es listo y ha llevado al cine la genial Al filo del mañana, basada en el manga All you need is kill.

seraphim_02Planeta DeAgostini Cómics ha publicado esta obra. Un tomo único y llevadero con una historia diferente a la que no estamos acostumbrados. Lo bueno es que la editorial ha conseguido hacerse con varios títulos mangas de autores conocidos, y las publicaran en breve como ediciones integrales. Obras a las que estar atentos.

Además de ser un aclamado director, guionista y animador, conocido por películas como Perfect Blue y Paprika, Satoshi Kon también era discípulo de nada menos que Katsuhiro Otomo, mundialmente conocido por su obra Akira. Recordad también que Mamoru Oshii es el responsable de la fantástica Ghost in the Shell.

Kon falleció el 24 de agosto de 2010 mientras se encontraba trabajando en su quinto largometraje, Yume Miru Kikai. Dejó obras brillantes como Seraphim 266613336WINGS. Obras para la posteridad.

Mañana Todavía -VVAA- Fantascy

blog_ Athnecdotario incoherente - 22 June 2014 - 3:54pm

Buenas tardes, mis queridos Lectores Ausentes.

mañana-todavía-portada-Fantascy1-294x450Hoy venimos con Mañana Todavía, una antología que reúne entre sus páginas a algunos de los mejores escritores de género de nuestro país , capitaneados por Ricard Ruiz Garzón y que ha sido publicada por Fantascy, con un tema central que ya de entrada, promete: DISTOPÍAS

 Como todos sabéis, soy un gran  aficionado a las antologías. Considero el relato como un formato mucho más complejo en creación y grato en su lectura de lo que la gente suele creer, por ser capaz de ofrecer en un espacio tan limitado, en una extensión tan concreta, todos los elementos que uno espera de una  buena historia y que suele presentarse concisa, pero impactante. Directo, sin rodeos ni elementos innecesarios, golpeando con fuerza y sorprendiendo al lector. Esa es, en mi opinión, la mejor virtud de un buen relato, el que nos atrape en tan pocas páginas y logre que conectemos con aquello que nos narra, que en tan poco desarrollo logre captar nuestro atención, mantenga nuestro interés y nos haga vivir esa experiencia, intensa y satisfactoria.

Las antologías temáticas son mis favoritas. El constatar como un mismo tema, unas mismas directrices y un  mismo punto de partida, puedan ser interpretados de tantas maneras diferentes y enfocado de mil modos distintos; de como un mismo concepto puede entenderse y afrontarse con tal variedad de matices, en escenarios y situaciones a priori comunes, es algo muy significativo y el ejemplo claro de que cada autor es un mundo, con una perspectiva, unos gustos y sobre todo, un estilo único y personal. Esas diferencias son el elemento transcendental, la mejor baza de una antología. En esa variedad se halla la magia. No se trata de comparar unos relatos con otros, sino de disfrutar de la curiosa cantidad de planteamientos,  todos ellos hijos de las preferencias, afinidades, manías y fobias de sus respectivos autores, que los hacen únicos e irrepetibles a todos y cada uno de ellos.

No voy a entrar en esa ridícula, molesta e irrelevante polémica que se ha generado alrededor de que es en realidad una distopía.  Hay opiniones para todos los gustos, así que cada cual que diga la suya. En mi caso, solo decir que si se ajustan las tres premisas básicas que para mí, son innegociables, me vale: Sociedad Futura, Sociedad Decadente (en cuanto a ética, libertad y derechos) y  por último Sociedad Ante la que Rebelarse, sea del modo que sea, antes de que ella te devore, cosa que casi seguro sucederá. Da igual si es un futuro distópico, post apocalíptico, antiutopíco o el término que os queráis sacar de la manga. Lo que me importa es ver cuál es el futuro que estos autores han imaginado y si me veré venir el golpe antes de que me dé en los morros. Porque de eso trata este recopilatorio y las historias que lo componen.

Para no enrollarme más, os dejo con mis impresiones respecto a cada uno de los relatos. En general, me ha parecido de un nivel muy alto, con muchísima diferencia con lo que nos solemos encontrar habitualmente.

-Wekids, de Laura Gallego García: Laura abre fuego con un relato potente, que a pesar de necesitar de la complicidad del lector para entrar al trapo, una vez conseguida funciona muy bien y nos hace plantearnos  cuál es el peso real de nuestra presencia en la red, si tiene relevancia alguna y si somos esclavos de las redes sociales. Wekids, esa red social para niños, en la que los adultos solo pueden mirar y que condiciona el futuro de sus usuarios, me ha dado miedo, por lo realista y terriblemente cercana. Un buen relato que demuestra que Laura  no solo sabe escribir fantasía, sino que está a la altura de cualquier reto.

-Al garete, de Emilio Bueso: El autor, en su línea gamberra, cabrona y fatalista. Mucha mala leche, como el que no quiere la cosa, en un mundo que recuerda al Water World de Kevin Costner, pero sin épica ninguna. Post apocalipsis en estado puro, en un relato que nos recuerda que el destino es un cabroncete que se ríe de nosotros y nuestras expectativas, por mundanas que resulten.  Bien escrito, desolador y sin esperanza visible, un tanto delirante por la forma en que nos sumerge en él y con un final tan “así” como la vida misma.

-2084. Después de la revolución, de Elia Barceló: Un relato que nos deja mal cuerpo. En un mundo donde los menos preparados, los más inútiles han tomado el control (¿os suena?), donde no eres un ciudadano, sino un consumidor y tu lugar en la sociedad lo dictamina tu origen y tu tarjeta de crédito, donde la idea de igualdad ha desaparecido de forma absoluta, creando un sistema de castas radical, con el beneplácito y la indiferencia de todos, no hay sitio para la rebeldía. Todos somos culpables y ya no existe lugar para la ética, los derechos y demás. A medio camino entre 1984 y Un Mundo Feliz, Elia ha creado uno de los futuros más terribles (y posibles) de la antología.

-Instrucciones para cambiar el mundo, de Félix J. Palma: Más que un relato, me atrevería a decir que es más bien un cuento. Una bella alegoría, con una ambientación tan cómica que roza lo absurdo, y muy tierna, en la que el amor se convierte de forma involuntaria, en la chispa que prende la mecha de la revolución. Surrealista por el escenario que nos muestra, ridículo en apariencia, pero que sirve como perfecta metáfora para contarnos lo que quiere. Me ha gustado mucho y me ha provocado más de una sonrisa.

-El error, de Rosa Montero: En la línea de la autora, no puedo decir gran cosa más si no quiero destriparos nada. Aunque conociendo la trayectoria de Rosa y su gusto por ese universo que ya sabéis, puede resultar un tanto predecible.  Bien escrito,  logra contagiarnos del pánico que se adueña de su protagonista.  Correcto y muy acorde no solo con el espíritu de la antología, sino con el resto de la obra de la autora.  La necesidad de saberse uno mismo, de sentirse, de ser consciente de tu propia existencia, de tu personalidad, de quien eres….

-Limpieza de sangre, de Juan Miguel Aguilera: Una epidemia ha arrasado nuestro país. Vivimos con miedo. Y por si fuera poco, somos de nuevo una nación del Islam, en la que la Sharia es la única ley.  La mujer vive bajo el yugo del burka, los libros no están permitidos porque todo lo que existe ya está dicho en el Corán. Y nuestra protagonista, golpeada, torturada y encarcelada, no es lo que parece. El relato está bien escrito, engancha y cumple con su cometido, pero en algunos momentos, cuando nos habla del resto de Europa, me ha parecido que estaba leyendo algo que forma parte de algo más grande, ¿una futura novela?… No sé, pero será que quizás me he quedado con ganas de saber más sobre esta nueva España musulmana, amenazada por la enfermedad, que  Juan Miguel nos propone.

-Camp Century, de Marc Pastor: Tras una guerra que hemos perdido contra un invasor que nos copia, que nos imita y que se ha transformado en algo a nuestra imagen y semejanza, es difícil saber a qué atenerse.  ¿Qué es lo que nos hace humanos? Puede que todo se limite a una sola cosa: La creatividad, nuestra capacidad para imaginar, para soñar, para construir lugares con la mente. Y después, ser capaces de plasmarlo en papel, en forma de palabras, para que otros puedan ver lo que nosotros vemos.  No podremos compartir sentimientos directamente, pero si a través de nuestros escritos. Un relato cargado de intenciones, que cumple con lo que se esperaba del autor.

-En el ático, de Rodolfo Martínez: Una historia distinta, casi cinematográfica, en la que nuestro personaje (a quien no he podido dejar de imaginarme como a la Charlize Theron de Aenon Flux, vaya usted a saber porque), una mercenaria bien entrenada, se ve obligada a hacer aquello que mejor sabe hacer, matar, para cumplir con su misión. Su cliente, un joven sin escrúpulos que ostenta el poder heredado de su difunto padre y es por ello que vive en la cumbre. Cuanto más abajo, más miserable se torna la existencia y  el joven no admite ninguna competencia, venga esta de donde venga. Notable alto para un relato que podría ser un magnifico guión en Hollywood.

- La inteligencia definitiva, de José María Merino: A todos los que os gusto CELL, de Stephen King, este relato os resultará delicioso. Se parecen como un huevo a una castaña, pero es innegable pensar en la historia del maestro de Maine cuando te pones con él. Nuestros dispositivos móviles, nuestros teléfonos, a día de hoy sirven para todo excepto llamar. Miles de aplicaciones, enlaces en la red, archivos en la nube….. Una herramienta de uso masivo, que de algún modo, adquiere conciencia propia cual Skynet portátil… Y que descubre que necesita de algo cuya existencia ignoraba hasta el momento, para no solo seguir existiendo, sino evolucionar al siguiente nivel.  Muy buen relato, divertido, con un regustillo clásico que se agradece y con un final  redondo.

-Gracia, de Susana Vallejo: Para mí, sin discusión, el mejor relato de la antología junto al de Javier Negrete. Absolutamente demoledor. Susana nos lleva de la mano a conocer como es en el futuro la ciudad de Barcelona, en concreto un barrio tan emblemático como el de Gracia. Nos engatusa con una historia cotidiana, casi me atrevería decir que costumbrista y de repente, cuando menos te lo esperas, da un giro, crudo, brutal y despiadado, y te deja hecho mierda, destruido, sorprendido y destrozado. Una jodida maravilla.

1436_234590350057864_1710589667_n-Colapso”, de Juan Jacinto Muñoz Renge: Y una de cal y otra de arena. En este caso, es el relato que menos me ha gustado. No encuentro la razón concreta, salvo que no he sido capaz de conectar con él. Está bien escrito, es una buena historia, pero por razones que se me escapan, me ha dejado frío, muy frío.  Lo mejor es que lo leáis y saquéis vuestras propias conclusiones, porque me conozco y a veces me dan estos puntos raros, que me impiden disfrutar de algo que en realidad es bueno, aunque a mí me haya resultado indiferente. Lo siento por Juan y asumo que seguramente es cosa mía. 

-Los centinelas del tiempo, de Javier Negrete: Como decía antes, junto a Gracia, son la pareja ganadora, los dos mejores relatos de la antología. Aunque es cierto que en esta ocasión, estamos más bien ante una novela corta que un relato al uso. Una sociedad donde lo políticamente correcto y los eufemismos han sido llevados a un extremo tan radical, tan absurdo, que  alcanzan niveles inimaginables y terroríficos, hasta el punto de ser esclavos de nuestras propias palabras, en un discurso inteligible donde la razón ha dejado de existir. Llevar las teorías de Sapir Whorf hasta un punto sin retorno, donde cada palabra debe ser medida, calibrada y adecuada para no ofender ya no se sabe bien a quién…  En la lucha por la igualdad, por el respeto, por los derechos, hemos perdido el norte  por completo y se ha conseguido el  efecto contrario: Todos somos esclavos, no hay libertad alguna y estamos condenados a reprimir nuestras ideas, nuestros pensamientos, porque si los convertimos en palabras, estamos incumpliendo las normas de convivencia y eso es delito. Un lavado de cerebro absoluto, la igualdad mal entendida que hace que un incompetente pueda optar a cualquier plaza de poder, un adoctrinamiento incipiente, desde la más temprana edad y la incapacidad de la vieja generación por adaptarse a estos tiempos tan ridículos que dan miedo. ¡Simplemente maravilloso!

 Y eso es todo. Sé que mis impresiones son un tanto escuetas, pero no quiero tampoco decir más de la cuenta. Yo tan solo puedo recomendaros la antología  y animaros a que la leáis. Un gran nivel, y muchísima calidad, eso es lo que os ofrece su lectura. Un buen rato contemplando como se transforma nuestra sociedad, como serán las cosas en el futuro y que quedará del viejo mundo, si es que hay alguien capaz de recordarlo….

 

Mañana Todavía

 -VVAA-

 Editorial: Fantascy

ISBN: 9788415831310

Páginas: 496 pág.

PVP: 17,90€

 

"Intruders" serie basada en novela de Michael Marshall Smith

blog_ Noticias CF - 22 June 2014 - 11:53am
BBC America anuncia una nueva serie, titulada “Intruders”, basada en una novela del mismo título de Michael Marshall Smith. El primer episodio se emitirá el 23 de agosto. Y está dirigida por Eduardo Sánchez (“El proyecto de la bruja Blair”) y Daniel Stamm (“El último exorcismo”). Trata sobre los miembros de una sociedad secreta que buscan la inmortalidad poseyendo el cuerpo de otras personas.
http://io9.com/intruders-gets-a-release-date-and-a-creep-tastic-new-tr-1594234649

Reseña: Ignota, de VVAA

blog_ Crónicas Literarias - 22 June 2014 - 7:00am

IgnotaNo suelo leer antologías de relatos, la verdad. Me gustan las historias largas y suelo remolonear cuando tengo un libro de historias cortas delante. Pero bueno, a veces hago la excepción. Ni siquiera se debe a que yo participe en este libro, porque hay antologías en las que aparezco que aún no he terminado de leer. En fin, si algo me llamó la atención del proyecto Ignota era la calidad de los nombres que participaban. Calidad y diversidad, porque tan pronto nos encontramos en los créditos con autores consagrados e internacionales como Lisa Tuttle o Ian Watson, autores patrios de pata negra como David Mateo, y algún autor menos conocido en el panorama literario.

Juan de Dios Garduño, el hombre detrás de la coordinación de este proyecto, me pidió que me uniera a él. Lo hice sin dudarlo porque pensaba que estar en medio de semejante elenco era un orgullo en sí. Y además había un germen de historia en mi cabeza, susurrándome al oído que quería ser contada.

Bien, dejaré aparte Modelo inferno, que es mi relato, por aquello de no hablar sobre mí mismo. Respecto al resto de Ignota, lo primero que tengo que decir es que me sorprende la inmensa calidad de los relatos que se incluyen en el interior de esta antología. Pero doy un paso más allá y añado que me sorprende, positivamente, que el nivel de los autores nacionales me haya parecido superior al de los internacionales. Con una excepción, uno de los mejores relatos del libro y probablemente el más surrealista que he leído en mucho tiempo, que pertenece a Lauren Beukes y que lleva por título Unathi contra las bolas de pelo. Aún intento digerir semejante maravilla ida de olla.

También incluye ciertas dosis de surrealismo (aunque más en la línea de Lewis Carroll que en la línea vete-a-saber-qué-demonios del relato de Beukes) el relato de Francisco Miguel Espinosa, Calalini. Indescriptible, pero tan visual que uno piensa que podría estar allí. Sea donde sea eso. Recientemente leí (y reseñé en Crónicas literarias) su novela Cabeza de ciervo. Leído este relato, ya os lo digo, tengo ganas de buscar sus anteriores obras y sumergirme en sus líneas.

Si tengo que elegir mis relatos favoritos de la antología (venga, va, no diré el mío) supongo que serían, en este orden: Dentro de la casita, de David Mateo, un relato soberbio que nos ofrece una visión distinta del cuento de Hansel y Gretel, muchísimo más tétrico que el que todos conocemos y más… no, me callo, descubridlo vosotros; Unathi contra las bolas de pelo, de Lauren Beukes; Polybius, de Angel Luis Sucasas, al que siempre he considerado un narrador de primera y que lo vuelve a demostrar en un relato dividido en dos partes, una primera que me parece una joya, además de un homenaje espléndido a la vida de los ochenta y en particular a la película Tron, y una segunda que está narrada de forma magistral y le da a la historia un cierre necesario (me considero más fan de la primera parte, eso sí); y en cuarto lugar diría que Calalini, de Francisco Miguel Espinosa.

El relato de Lisa Tuttle está bien, narrado con una mano firme y correcta, aunque es tal vez el menos espectacular de toda la antología. Como inicio, sin embargo, creo que es adecuado. La Biblia en sangre, el relato de Ian Watson, me parece el cierre perfecto para esta antología. Los relatos de Yago Pena Alonso e Isabel Camblor son interesantes y ambos están narrados con tiento. Y yo, por mi parte, no conseguí pasar por el aro en los relatos de Samantha Lee (demasiado facilón para mi gusto) y de Fernando Cámara (en este caso por una cuestión de ambientación, en una época y con un costumbrismo con el que me cuesta conectar, aunque reconozco que es un buen narrador y que domina los diálogos y las pequeñas cosas cotidianas que hacen creíble un escrito, pero no fui capaz de engancharme con él).

Pero es que eso no es todo con Ignota. Juan de Dios Garduño nos presenta la antología con un prólogo que es una aventura en sí mismo y que vale la pena leer prestando atención.

Dejáos seducir por Ignota. No os vais a arrepentir.

Fallece el cartelista Anthony Goldschmidt

blog_ Noticias CF - 21 June 2014 - 10:20am
El diseñador Anthony Goldschmidt falleció el martes en Los Angeles a los 71 años. Goldschmidt diseñó alguno de los más célebres carteles de cine entre ellos varios de cine fantástico como “E.T”, “El jovencito Frankestein”, “Blade Runner”, “Stargate”, “La loca historia de las galaxias” y varios de “Batman.
http://www.hollywoodreporter.com/news/anthony-goldschmidt-dead-designer-iconic-713815?utm_expid=19303748-40.i06Qdsq1QK24itpAFvraHg.0&utm_referrer=http%3A%2F%2Fwww.hollywoodreporter.com%2F

El episodio VIII de "La Guerra de las Galaxias" será dirigido por Rian Johnson

blog_ Noticias CF - 21 June 2014 - 10:13am
Mientras se está rodando el episodio VII, dirigido por JJ Abrams, se ha anunciado que Rian Johnson, director de “Looper”, será quien dirija el episodio VIII y escriba el guión del IX.
http://www.blastr.com/2014-6-20/loopers-rian-johnson-write-direct-star-wars-episode-viii-script-ix

Reseña: Depredador. Ruega a los cielos, de John Arcudi y Javier Saltares

blog_ Crónicas Literarias - 21 June 2014 - 7:00am

DEPREDADORLa creación de las franquicias de Aliens y Predators fue algo enorme. Claro, hay un cine, también videojuegos, juguetes y modelos y réplicas de tamaño natural y, sí, las novelas.

Pero también existen los cómics, que en mi opinión algunos rozan el nivel de las películas. Unas franquicias llevadas de forma muy digna, porque si los proyectos cuentan con gente implicada y aman su trabajo, muy pocas cosas pueden salir mal.

Lo que diferencia a Aliens de Predators es la acción. Aunque los aliens cuando aparecen, todo adopta también un ritmo vertiginoso, cada vez que en una historia aparecen predators, empieza una caza, una huida, vivir o morir, patadas en el culo…

Y aunque los guionistas de ambas franquicias se dieron cuenta pronto de que ambos seres podrían pertenecer perfectamente a la misma línea paralela de tiempo; también podrían vivir el uno sin la apariencia del otro.

DEPREDADOR_04

Depredador. Ruega a los cielos. La atención del mundo se centra dolorosamente en una brutal guerra civil en uno de los países africanos y tercer mundista. Pero en medio del terror y la carnicería, donde las grandes naciones e intereses poderosos compiten por la posición y la ventaja, existen otros seres rondando el lugar. Seres que inician otra pelea, aunque nadie sabe lo que buscan. La sangre hace estragos en las sombras. Dos tribus de las estrellas en guerra han elegido los campos de exterminio de la Tierra para competir y erradicar al clan enemigo. . . y todos los que se interponen entre ellos son meras dianas. Cada uno es presa del otro, nadie sabe lo que ocurre, si te disparan, disparas, fuego por simpatía, que lo llaman.

DEPREDADOR_05

Depredador. Ruega a los cielos, es un cómic de tiros, balazos, cañonazos por doquier. Donde la supervivencia es un mito.

No hace ni un mes que Aleta Ediciones publicó Aliens. Más que humanos, otra joyita a cargo de John Arcudi, un guionista que parece haber vuelto con grandes ideas para estas dos franquicias, a los que adoradores de las películas nos tienen un tanto olvidados.

Depredador. Ruega a los cielos, cuenta con el dibujo de Javier Saltares y el talento excepcional de Raymond Swanland. Nos lleva de nuevo al lugar más tradicional: La guerra en las calles de una Sudáfrica desgarrada. Otro tipo de jungla, ¿no?

DEPREDADOR_03Thorpe y Briggs parecen ser los personajes protagonistas. Dos muescas en cada bala. Thorpe lleva una pequeña empresa de seguridad para coches. Briggs es su enlace en el ejército. De la breve visión que tenemos de su pasado, de algunos encuentros entre el ejército y Thorpe, ya queda poca operatividad. No quiero que penséis que este tomo sólo aporta tiros y no hay una trama en Depredador. Ruega a los cielos. Todo tiene su aquel. Arcudi prepara sus guiones a conciencia. No suele hacer cómics de tres al cuarto. Eso sí, los cómics como Depredador. Ruega a los cielos aportan sobre todo acción. Es como vivir la última media hora del primer film, aquel Depredador, con Schwarzenegger corriendo por su vida.

Thorpe sabe acercarse a los depredadores y mata algunos porque es un hombre de guerra, un tío preparado. Pero la cuestión es cuanto puede aguantar, y como disminuye la moral. Da la sensación de que los predators se están divirtiendo. Recuerden que estos seres se pueden fusionar con el entorno y eso da muchísima ventaja en la guerra.

Nuevamente, Arcudi logró escribir una historia trepidante que deja con ganas de más.

Entrevista a Claudio Cerdán, autor de Cien Años de Perdón y de Un Mundo Peor.

blog_ Athnecdotario incoherente - 20 June 2014 - 9:37pm

Buenas noches, queridos amiguitos. Hoy tenemos un invitado muy especial, un autor al que no deberíais perder de vista si sois aficionados al género negro y policial. Alguien cuyo nombre seguro conocéis y que está en boca de todos. Con todos ustedes, el gran Claudio Cerdán, quien ha tenido a bien el responder a nuestro breve cuestionario y comentarnos varias cositas interesantes.

Os dejo con la entrevista…

 

1. AI -¿Quién es en realidad Claudio Cerdán?

Un tipo despistado que olvida contestar las entrevistas a tiempo. Aparte de eso, se considera un escritor de novela negra que trata de superarse libro a libro. Acaba de empezar, pero el chaval le pone ganas.

2. AI- ¿De donde viene tu afición a la escritura y en especial, al género negro?

cc1Todo viene del afán de contar historias. Hay quien tiene una cámara de cine, otros que hacen teatro e incluso cómic. Yo escogí la escritura por descarte de todo lo demás, ya que nadie me contratará para hacer una superproducción, no soy actor, ni sé dibujar. Cuenta Andreu Martín  en su libro “Cómo escribo” que de pequeño inventaba historias para sus juguetes. Luego se sorprendía como amigos suyos jugaban a lanzar piedras a sus indios de plástico. Me siento muy representado en esa anécdota. Creo que la profesión va por dentro antes incluso de saber cuál es.

3. AI- ¿Que fue lo que te empujó a escribir una novela como Un Mundo Peor, novela que a pesar de formar parte de ese Alicante que has construido con tus obras, se desliga bastante del tono habitual al que nos tiene acostumbrados. ¿Cómo surgió la idea?

Venía de escribir una novela ambiciosa, compleja y difícil como CIEN AÑOS DE PERDÓN, donde llegaba a controlar hasta seis subtramas y lleno de limitaciones. En fin, una pesadilla para este escritor, motivo por el que tardé casi tres años en acabarla. Una vez terminada quise cambiar de aires totalmente, o al menos todo lo que pudiera. De ahí surgió UN MUNDO PEOR, una novela más introspectiva, lineal y clásica que la anterior. La idea inicialmente era para hacer un guión de cine, pero ya os he dicho que todavía no me ha llamado Spielberg.

4.- ¿Tienes algún autor favorito? ¿Alguien a quien tengas como referente?

Unos cuantos. James Ellroy fue el primero que me dejó impactado. Añadid al ya citado Andreu Martín, Francisco González Ledesma y Mariano Sánchez Soler, o a los guionistas Warren Ellis y Garth Ennis.

5. AI- ¿Qué haceClaudio Cerdán cuando no escribe?

Piensa en escribir.  Mi chica me pregunta ¿por qué estás tan callado? Y yo regreso a la tierra y no me atrevo a contar las cosas que me pasan por la cabeza.

6. AI- ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo editorial? Cuéntanos tus primeros pasos y cómo fue la experiencia.

Me daban mucha envidia los escritores que recibían cartas de rechazo de las editoriales. A mí simplemente no me contestaban. Ojo: esto me ha estado pasando hasta hace poco. En aquellos momentos vi la posibilidad de publicar una novela fantástica, así que la escribí. De ahí nació EL DIOS DE LOS MUTILADOS y CICATRICES. Aparecieron en una editorial ya desaparecida, y aunque la experiencia no era lo que esperaba, me encantó recibir el feedback de los lectores. Luego publiqué EL PAÍS DE LOS CIEGOS, con el que me empecé a colar en premios y festivales. Y tras tres años sin publicar, en ocho meses he sacado dos libros. Así de raro es este mundo.

7. AI- ¿En qué andas metido ahora? ¿Nos puedes decir cuáles son tus proyectos en este momento?

Actualmente estoy escribiendo una historia enorme, larguísima, sobre corrupción urbanística. Preparaos para un ladrillo futuro. Y a corto plazo, os puedo anunciar que en septiembre saldrá una nueva novela en la editorial Alrevés. Se trata de una obra ambientada en la Revolución Rusa, con tintes de misterio, bélica, histórica, western, terror e incluso fantasía. Ah, y género negro, eso siempre.

8. AI- ¿Papel o  ebook?   ¿Cuál es tu preferencia a la hora de publicar? ¿Crees que los libros electrónicos suplirán al formato físico?

La realidad, esa que impidió al bueno de Rajoy cumplir con su programa electoral, me ha obligado a mí y a mi familia a exiliarnos al extranjero. Por eso me he comprado un ereader, para poder seguir leyendo desde el culo del mundo. Hasta ese momento solo leía en papel. Me gusta ir a pasear por librerías, por puestos de mercadillo, por saldos, por locales regentados por ancianos que huelen a polvo y que parece que te vayan a vender a Gizmo. Si me preguntas dentro de unos meses o años, te podré contestar con más conocimiento de causa.

9. AI- ¿Cuál es tu opinión referente al panorama actual de la literatura en nuestro país? ¿Piensas que tanto las editoriales como el público está n dándole por fin la importancia que se merece a los autores patrios, o por el contrario, siguen siendo un tanto marginados en favor de autores extranjeros?

Me gustaría pensar que sí. Aún así a la gente le gustan unos libros y no otros. Yo leo indistintamente a autores patrios y a extranjeros. Lo que no entiendo, ni entenderé, es a quien abomina de lo que se hace dentro de nuestras fronteras. Desde siempre hemos tenido grandísimos escritores nacionales: Cervantes, Quevedo, Cela, Jorge Javier Vázquez…

10. AI- Si Claudio Cerdán no se dedicase a la literatura, entre otras cosas ¿hubiera sido…?

Un gilipollas frustrado. Me habría gustado ser dibujante, pero nunca me formé para ello. Todo lo que hago es autodidacta.

11. AI- A Claudio Cerdán le asusta…

En lo que están convirtiendo este país. El gobierno dice que va a arreglar la Sanidad privatizando hospitales, que está mejorando la Educación al despedir a profesores, que va a acabar con el paro abaratando el despido… Eso es terror. Y no digo terrorismo, que me cierran el Twitter.

cc412. AI- Alicante, siempre Alicante. La Ciudad como escenario recurrente, como punto de encuentro, como lugar al que retornas una y otra vez y que casi se ha convertido en un personaje más dentro de tu obra…¿Algún motivo para ello?

Creo que un escritor de novela negra debe conocer los ambientes en los que escribe. Viví durante años en Alicante y me pareció una ciudad asombrosa para ambientar historias policíacas. Con EL PAÍS DE LOS CIEGOS quise fundar un escenario para futuras novelas. Creé una gran cantidad de personajes con la idea de regresar a ellos en el futuro. Y así ha sido, aunque como os adelantaba en la siguiente novela me voy a Rusia.

13. AI- Por último: Cuéntanos cuál es el último libro que has leído, la última peli que has visto y el último tema musical que has escuchado.

El último libro terminado fue EXTRAÑOS EONES, de Emilio Bueso. Todo lo bueno que se pueda decir de esa novela se queda corto. Y ahora mismo estoy a cien páginas de terminar LA TRISTEZA DEL SAMURÁI, de Víctor del Árbol. Un autor al que tenía mucha curiosidad por leer y que me terminó de convencer cuando coincidimos en Cuenca. Como os digo, a falta de unas pocas páginas, la novela es la hostia. La última peli fue LA HERIDA, de Fernando Franco. El último tema ha sido EL ÚLTIMO PEDAZO DEL PASTEL, de Rafa Pons. No me canso de recomendar a este cantautor.

AI- Pues eso es todo, compañero. Muchísimas gracias por  tu tiempo. Ha sido un verdadero placer charlar contigo.

El placer ha sido mío. Un saludo.

 

 

Avance del Festival Celsius

blog_ Noticias CF - 20 June 2014 - 7:22pm
Artículo aparecido en "El Comercio" donde se avanza los principales autores y actos del Festival Celsius 232 de este año.
http://www.elcomercio.es/aviles/201406/20/festival-literario-celsius-contara-20140620004820-v.html

Remake de un episodio de "The outer limits" escrito por Harlan Ellison

blog_ Noticias CF - 20 June 2014 - 4:38pm

Se prepara una version cinematográfica de un episodio de la célebre serie “Más allá del límite”. Se basa en un guión de Harlan Ellison para la primera época de la serie, titulado "Demon with a Glass Hand." En ella un viajero del tiempo, Trent, es perseguido por los Kyben, raza extraterrestre que ha conquistado la Tierra del futuro, pero que está confundida pues los humanos han desaparecido dejando una plaga que los ha diezmado, y suponen que Trent tiene la respuesta a sus problemas. Trent tiene sus recuerdos fragmentados y una computadora en la mano a partir de la cual puede decidir la vida o la muerte de millones de seres humanos en el futuro, pero no puede hacer nada hasta encontrar los tres dedos que le faltan. La dirigirá y co-escribirá el guión Scott Derrickson (“Doctor Strange”)http://www.comingsoon.net/news/movienews.php?id=119738#ixzz35BwcZzyp

Reseña: Los cinco frascos, de M.R. James

blog_ Crónicas Literarias - 20 June 2014 - 7:00am

loscincofrascosLlega a nuestro país una obra inédita e imprescindible del mejor escritor de Terror de todos los tiempos. Editorial Berenice, la responsable de traernos este diamante pequeñito a modo de novela. Los cinco frascos, de M.R. James, una obra concebida como regalo para su pupila de doce años, Jane MacBryde, donde M.R. James aborda el género fantástico juvenil. Ese género tan confuso en sus manos, cuya extrañeza hace que sientas, como mínimo, inquietud.

Hubo un momento en que parecía casi de rigor, para los señores académicos de la noble pluma, escribir para niños. Lewis Carroll, J.R.R. Tolkien y C. S. Lewis estaban en la palestra. Fueran cuales fuesen sus motivos: individuales, simple entretenimiento e incluso para su uso y disfrute; salieron obras brillantes de todos ellos. Carroll nos deslumbró con sus ingeniosos juegos de palabras y su ilógica, Lewis utilizaba descaradamente su obra de ficción para promulgar sus creencias cristianas y Tolkien creó de una pequeña novela, un mundo lleno de una gran variedad de lenguas y costumbres. Sí friends, Oxford era un hervidero de entretenimiento para el amante de la lectura.

Uno de ellos, fue también M.R. James, cuya deliciosa novela infantil, Los cinco frascos, parece algo más que inexplicable que tantos editores hayan pasado por alto esta obra. Ya sea por el motivo que fuere, es imposible no decir; de cualquier manera, que esta edición es una buena oportunidad para leer una obra poco conocida de James. Pero encantadora como pocas.

Los cinco frascos, narra la historia de un paseante bastante sabio que recibe susurros y murmullos de un arroyo y que le lleva a perseguirlos por ciertos derroteros para al final desenterrar una extraña caja. Después de todo un viaje lleno de cuestiones, encuentra envueltos cinco frascos que contienen ungüentos con efectos mágicos. Cada vez que los usa le dan poderes especiales, por ejemplo, uno de ellos, una vez ingerido, es capaz de comprender las extrañas conversaciones de los búhos o las divertidísimas divagaciones de un gato. James muestra un giro verdaderamente lírico en cada frase. Su protagonista corre en busca de esa idea, la magia necesaria, la poesía pura. Entonces llegan a colación las hadas y su poder y… hasta ahí puedo leer.

Este relato hizo las delicias de H.P. Lovecraft quien definió esta historia como “una deliciosa fantasía juvenil llena de presagios espectrales”. ¿Es recurrente acudir a Lovecraft con cada buena historia de Terror? Sí. Mientras haya pruebas de su veracidad.

M.R. James era un gran conocedor del folclore del Reino Unido. “No podía dejar fuera de esta novela a ciertos seres y objetos fabulosos de su rica tradición oral, como la fuente parlante o la planta que guía mediante sueños y visiones a quien la ingiere”.

¿Los cinco frascos es una lectura para niños? Sí. Pero para esos niños que ahora tienen treinta y tantos y que tienen una base mágica de lectura. Niños y adultos que aman la obra de E. Nesbit y Puck, o Rudyard Kipling, o Robert Louis Stevenson, o Julio Verne y tantos otros. ¿Es usted un niño de aquellos? ¿Quiere volver a perderse por esas lejanas tierras donde sólo importa el próximo encuentro con algo grande, aberrante y nada razonable? ¿Es usted ese niño?

Iggy Pop en la nueva película de Dario Argento

blog_ Noticias CF - 19 June 2014 - 6:27pm

El cantante Iggy Pop tendrá un papel en la nueva película de Dario Argento, titulada "The Sandman". Por ahora el film está en unas fases muy preliminares, buscándose financiación.http://www.scifinow.co.uk/news/dario-argentos-sandman-will-star-iggy-pop/

Secuela de "Hansel y Gretel, cazadores de brujas"

blog_ Noticias CF - 19 June 2014 - 6:16pm

"Hansel y Gretel, cazadores de brujas" tendrá una secuela. La original ha conseguido recaudar 255 millones de dólares en todo el mundo. Por ahora sólo se ha revelado que se espera estrenar en 2016.http://www.cinemablend.com/new/Hansel-Gretel-Witch-Hunters-2-Coming-2016-43517.html

Reseña: Hellboy en el Infierno, de Mike Mignola y Dave Stewart

blog_ Crónicas Literarias - 19 June 2014 - 7:00am

hellboyenelinfiernoPara muchos de nosotros es una alegría ver que Mignola sigue guionizando a su famoso personaje Hellboy. Ha pasado un tiempo desde que el autor dibujó la última miniserie que si no recuerdo mal fue Hellboy: The Island. Así que ahora teniendo delante Hellboy en el Infierno, recién publicado este mes de junio por Norma Editorial, no tengo por más que deleitarme con una buena obra, que ya os adelanto que me ha gustado bastante y eso que confieso que nunca fui muy seguidor de este personaje. Eso no quita que pensara que su historia partía de una idea muy original y que me atraía como amante del género de Terror y superhéroes, por que sin duda, ésta es la primera premisa que mantiene, en mi opinión, a Hellboy en la cumbre.

Un cómic donde Hellboy acaba de morir en tramas anteriores y recorre el Infierno. ¿Una oda a la Divina Comedia? En parte. Un gran melodrama, poca acción, pero una serie de números para entusiasmarse con el maravilloso ambiente creado por Mignola nuevamente. Lo que aquí brilla es la idea de que el personaje va encontrándose con personajes muertos de sus anteriores aventuras. Casos algunos nunca resueltos, o personaje que jamás volvimos a saber de ellos por exigencias del guión. Su padre, por ejemplo. Todos ellos son aquí recuperados de alguna forma. Y además, historias de pactos con ciertos diablos por parte de la peña local.

hellboyenelinfierno_05

Mignola está de vuelta y listo para el negocio. Las primeras páginas de Hellboy en el Infierno alzan un afloramiento de roca en un mar sin fondo, con todo tipo de crustáceos y cefalópodos y monstruos levantándose de las aguas hacia él. Simplemente impresionante. El colorista Dave Stewart es capaz de engranar con ese dibujo todo lo que viene a ser la obra y su conjunto. Los colores tenues se acentúan en toda la historia, una historia que parece estar contada desde las sombras de una habitación a oscuras.

hellboyenelinfierno_04

El arte de Mignola se exhibe continuamente aquí. Hay un montón de pequeños grandes momentos visuales: Hellboy cayendo por una escalera con fotografías enmarcadas que llueven sobre él, paredes garabateadas con símbolos antiguos y escritura arcana, una serie de tejados y chimeneas negras y grises que se disparan por encima. Se trata de una mezcla heterogénea artística de la diversión que solo a Mignola le sigue sirviendo.

hellboyenelinfierno_06

Algunos señalaron que Hellboy en el Infierno sólo lo había escrito para él. Pero los que sepáis del personaje, os daréis cuenta pronto que la esencia está aquí; el sarcasmo constante de Hellboy, demonios por doquier, una trama que insinúa más que muestra…

hellboyenelinfierno_03Esto es un buen comienzo. Siendo sincero, se podría haber utilizado un poquito más de ímpetu (tal vez una o dos páginas de monstruos aberrantes y unas cuantas mascás-en-cara por parte del Chico Infierno) para ayudar a saciar los deseos de todos.

¿Valió la pena la espera? Por supuesto. No muchos artistas pueden estructurar con confianza y administrar una página y su caudal como Mignola. Los detalles que aporta te meten en situación, y te acercan a la historia tanto que una sonrisita de complicidad te acompaña durante todo el tomo. A mí me ocurre cuando me siento a gusto con el cómic que tengo entre manos.

Una serie brillante que acaba de empezar. Publicada en nuestro país sólo un año después de su edición estadounidense. Una historia que nadie puede imaginar qué le deparará al personaje. Ya está muerto. ¿Y ahora qué?

She: A history of adventure (Ella)

blog_ Rescepto Indablog - 18 June 2014 - 4:37pm
Henry Rider Haggard es para la fantasía una figura equivalente a Jules Verne para la ciencia ficción: el padre (o abuelo) de todo un género, con una influencia que se extiende por igual a lo largo de las dos grandes ramas fundacionales del fantástico occidental (las escuelas, a falta de un término mejor, británica y […]

Reseña: La cámara sangrienta, de Ángela Carter

blog_ Crónicas Literarias - 18 June 2014 - 7:00am

LacamarasangrientaÁngela Carter publicó su primera novela, Shadow Dance, en 1966. Al año siguiente apareció La juguetería mágica (The Magic Toyshop, 1967), en la que ya está presente el interés de Carter por los cuentos infantiles de tradición oral. La obra fue galardonada con el Premio Jon Llwellyn Rhys. Con la siguiente, Varias percepciones (Several Perceptions, 1968) obtuvo el Premio Somerset Muagham, cuyo importe empleó en viajar a Japón, dejando en Inglaterra a su marido, de quien terminaría por divorciarse en 1972. En ese mismo año, regresó a Inglaterra donde escribió algunas de sus obras más conocidas, como El doctor Hoffmann y las infernales máquinas del deseo (The Infernal Desire Machines of Doctor Hoffman, 1972); Fuegos de artificio (Fireworks: Nine Profane Pieces, 1973); La pasión de la Nueva Eva (The Passions of New Eve, 1977); y La cámara sangrienta y otros cuentos (The Bloody Chamber and Other Stories, 1979). Murió de cáncer en 1992.

la camara sangrienta05Las obras más conocidas de Ángela Carter suelen considerarse como pertenecientes a la literatura fantástica. Poseen sus escritos innovadores procedimientos narrativos y frecuentes referencias intertextuales. Dos de sus obras han sido llevadas al cine: la novela La juguetería mágica, en 1987 y su relato En compañía de lobos (comprendido en La cámara sangrienta), en una película homónima en 1984.

La cámara sangrienta, de Ángela Carter, editado por la Editorial Sexto Piso, llevaba años siendo deseado por los aficionados al género. Un libro que llevaba sin publicarse bastante y que ahora dicha editorial ha rescatado y presenta con una edición de lujo e ilustrada.

Como un elemento básico en los cursos de literatura inglesa de Ángela Carter, La cámara sangrienta contiene una serie de historias cortas basadas en los cuentos de hadas conocidos, como por ejemplo, Caperucita Roja. Lo más maravilloso de esta colección, y lo más educativo, es su capacidad de capturar los elementos de cada cuento sin crear un género diferente de cuentos de hadas y llevarlo al tema adulto.

la camara sangrienta04Cada uno de estos diez cuentos extrae un elemento de liberación de la mujer por medio de un extraño furor sexual, deseos exigentes, protagonistas fuertes y contrastantes roles del género, como se puede ver en los ojos de la protagonista de En compañía de lobos.

La novia del tigre es también una historia con un personaje femenino principal en que se nos muestra la lección que da una hija a su padre cuando pierde a un juego de cartas. Los cuentos de Carter exploran temas de una manera única y fantástica. Cada historia permite que el personaje femenino desee aprender mucho sobre sí misma y sobre su propio poder. En esta colección de cuentos, ella simplemente suministra variaciones de los cuentos de hadas, dando al viejo folclore un ángulo diferente.

Lacamarasangrienta03La cámara sangrienta, publicada originalmente en 1979, es una colección de diez relatos explícitamente basados en cuentos de hadas, en especial, de Charles Perrault, pero también de Jeanne Marie Leprince de Beaumont, del folclore europeo, e incluso de la radionovela, con claras influencias de la narrativa del Marqués de Sade.

Así, estos relatos ahondan en temas de feminismo y metamorfosis, con un énfasis especial en los roles de las mujeres en las relaciones, en los aspectos inmorales y perversos del matrimonio y el sexo, y en el equilibrio de poder en esas relaciones.

La ilustradora chilena Alejandra Acosta ha puesto sus lápices al servicio de estas historias sorprendentes y necesarias, convirtiendo este clásico en una obra, si cabe, infinitamente más bella.