Distribuir contenido Blogs Sediciosos - Autores

Literariamente jóvenes. Encuentro de literatura en Alcalá de Guadaíra

blog_ sevillaescribe - 20 January 2019 - 8:19am

"Literariamente Jóvenes: Encuentro sobre literatura juvenil y fantástica" que tendrá lugar el 25 y 26 de enero de 2019 en la Biblioteca Alcalá de Guadaíra (Ayuntamiento Alcalá de Guadaíra), ubicada en Plaza del Perejil.
ProgramaciónInscripciónAutores invitadosPresentación
Enlace al evento


Leer más...

¿El tiempo es relativo? 12

blog_ sevillaescribe - 18 January 2019 - 9:00am

El trastero era de nuevo un dormitorio pero en esta ocasión estaba decorado de manera ostentosa. Dos paredes contiguas estaban pintadas de color rosa y las otras dos de color rojo. Manolo recordó cuando de pequeño escribía cartas de amor en San Valentín a sus compañeras de clase y lo que todas las niñas le decían: “rosa con rojo no pega, es de hortera”. Dos mesitas de noche con una lámpara en forma de flamenco y una bombilla naranja en cada una custodiaban una cama redonda con una colcha de corazones rojos y blancos. La lámpara de cristales del techo y el armario rosa hacían el conjunto más esperpéntico, si se podía.

—Manolo no tengo muy claro donde estamos ¿y tú?
—No lo sé pero desde luego la casa de éste no es —respondió señalando a Rubén 2.0 sin siquiera mirarlo.
La puerta del sótano se abrió y Rubén de un salto se volvió a esconder tras la cama. Manolo lo observó y con un gesto de la mano le indicó que saliera de su escondite, no merecía la pena esconderse otra vez, debían afrontar juntos lo que ese nuevo mundo les deparaba. Y bajando la escalera se veía a Manolo con un chal de plumas morado, una camiseta rosa, unos leggins rojos y unas manoletinas rosas.

—Lo que me faltaba —dijo Manolo.
—¿Quién anda ahí? Tengo el número de la policía marcado en el móvil, solo tengo que llamar y un coche patrulla estará aquí en —se interrumpió al verse abajo con dos Rubén al lado—. ¿Pero esto qué es, una broma?
—Yo paso de explicarle a ése nada —dijo Rubén 2.0 mientras su igual se reía a carcajadas.
—No esperaba menos. Volvámonos y cerremos el portal.
Manolo se giró en dirección a su trastero pero una idea le hizo pararse en seco. Echó una ojeada a su doble y después otra a Rubén 2.0, podría salir bien.
—Rubén ve delante. —Le guiñó un ojo—. Yo tengo que hablar una cosa con ellos.
—Escúchame Rubén 2.0 necesito que busques una piedra azul en esa mesita de noche de ahí. —Señaló en dirección al lado izquierdo de la cama—. Yo iré en busca de la otra que tengo en la máquina, creo que así podremos ir a tu mundo.
—¿Seguro?
—Soy un físico muy famoso en mi mundo —mintió—. ¿Si no cómo crees que habría construido esa máquina? Confía en mí.
—De acuerdo.
Se giró en dirección a la mesita de noche indicada por Manolo. Los dos ignoraron la cara de estupefacción del otro Manolo que con el teléfono móvil en la mano no daba crédito a lo que veía.
—¿Y yo qué hago?
—Tú te quedas ahí tranquilo y cierras los ojos. Es un mal sueño.
Manolo cruzó el portal y salió corriendo en dirección a la rueda de potencia, la puso al mínimo pero en esta ocasión no se atrevió a coger la piedra. Rubén lo observaba y no daba crédito.
—¿Los vas a dejar encerrados?
—Sí y reza para que se cierre rápido.
—Pero quita la piedra.
—No, creo que la piedra es la clave para abrir un portal y no otro. No la muevas.
El portal seguía allí. No encogía ni desaparecía. De repente apareció una figura. Era Rubén 2.0 y su cara lo decía todo, se había dado cuenta de lo que tramaba Manolo.
—Me ibas a dejar allí con el mono de feria ése, ¡serás!
Manolo lo agarró por los brazos y forcejeó un poco. Con una mirada le pidió ayuda a Rubén. Entre los dos lo cogieron en volandas y lo lanzaron al portal pero chocaron de frente con el otro Manolo que intentaba entrar. Salieron trastabillados hacia la máquina y cayeron sobre ella. El otro Manolo salió corriendo en su dirección y el portal se cerró tras él.

—¿Estáis bien?
—¡La máquina! —gritó Manolo—. Ayudadme por Dios, tenemos que arreglarla.
Observándola silenciosamente no encontró nada raro ni fuera de lugar, solo que la piedra había caído al suelo. Volvió a insertarla con mucho cuidado. El poco tiempo que había tenido para asimilar todo lo vivido también le había servido para observar que dependiendo de la postura en la que colocara la piedra iba a un universo distinto. Solo había un problema, que no sabía si estaba colocándola igual que antes o no.
—¿Capullito? —El otro Manolo miraba a Rubén—. Soy yo, tu pimpollo.
—Perdona pero no te conozco y desde luego no soy tu capullito.
—Ya me lo dijo el rubio. Venís de este mundo. Pensé que a lo mejor era una broma tuya mi amor.
—Ufff. —Tardó unos segundos en echar el aire que tenía en los pulmones—. Joder, que miedo da tu universo. Manolo, tú y yo pareja ¿Te imaginas?
Manolo miraba pensativo la piedra incrustada en la máquina. Por más que entornaba los ojos no conseguía ver si estaba igual que antes. Su intuición le decía que no.
—El otro día al salir de clase me dijiste pimpollo y nunca antes me lo habías dicho.
—¿Yo? —dijo extrañado—. Nunca te he llamado así.
—¿Tendrá algo qué ver?
—Te estoy diciendo que nunca te he llamado pimpollo, hostia.
—Lo que tú digas. Pero te gusta mi madre y hay un universo en el que se muere mi padre y te vas con ella. Y me llamaste pimpollo y ahora éste me lo llama también. Es muy raro.
Un nuevo portal se abrió justo delante de la escalera.
—Este portal es distinto —añadió.Leer más...

¿El tiempo es relativo? 11

blog_ sevillaescribe - 15 January 2019 - 9:00am

El torrente de sensaciones y sentimientos que acompañó a Mariano durante el instante que atravesaba el portal se convirtió en mera desidia al comprobar que no había atravesado ningún túnel ni nada por el estilo, simple y llanamente entrar por el portal era como cruzar cualquier puerta de su casa. Lo que si llamó su atención fue que había aparecido en el mismo sótano que había abandonado pero con el mobiliario de su dormitorio. Estaba todo exactamente igual, el mismo póster en la misma pared, los mismos libros en la misma repisa en el mismo sitio. Todo igual. Ante tal cúmulo de información no se percató de la presencia de su amigo tirado en el suelo tras su empujón.

—¡Estás loco Manolo! ¡Podrías haberme matado, subnormal!
—Tranquilo —comentó embelesado en todo lo que le rodeaba—. Es increíble. Esto tiene que ser broma. Una de esas cámaras ocultas que a la gente divierte tanto. Eso o que realmente lo que me dio don Aurelio fue peyote y estoy flipando.
—Ahora que lo dices ¿no es está tu habitación?
—Sí.
—¿Y no es este tu trastero?
—Sí.
Rubén se quedó en silencio observando todo a su alrededor, después echó una ojeada a su amigo. En verdad lo estaba flipando. Una duda le asaltó y no pudo reprimir el instinto más básico de todo hombre. Le dio una colleja a Manolo.
—¿Pero qué haces? —preguntó un dolorido Manolo.
—Resolver una duda y un asunto pendiente que tenía. La duda es que al dolerte no se trata de un sueño así que no hemos sufrido ningún accidente y por ende no estamos en coma ni nada parecido. El asunto pendiente es que te debía una después de empujarme a un portal sin saber lo que hay al otro lado. Ya estamos en paz aunque aún hay algo que no veo claro ¿hemos viajado en el tiempo?
—Ni idea.
El ruido de la puerta del sótano interrumpió la charla. Rubén que era más ágil y tenía la cama cerca se tiró a esconderse tras ella. Manolo se quedó inmóvil mirando a la parte superior de la escalera. Rubén le hacía señas para que se uniera a él. Su amigo no reaccionaba.
—¿Manolo eres tú?
Veía la figura bajando por la escalera y no daba crédito a lo que sus ojos le mostraban. Parpadeó un par de veces. Miró a su izquierda donde su amigo estaba escondido tras la cama con los ojos entrecerrados y tapándose la boca. Otra mirada a la escalera donde la figura estaba ya a medio camino. No podía ser. No podía ser Rubén.
—¿Manolo eres idiota o qué? Te estoy hablando.
Trataba de organizar su mente sin volverse loco pero lo que estaba viendo superaba con creces los niveles de raciocinio de una persona normal. Rubén con una bata de seda roja había bajado las escaleras del sótano. Y si lo de la bata era poco para colmo era rubio.
—¿Quién eres? —preguntó.
—Pues quien voy a ser pedazo de idiota. Soy Rubén ¿Y qué carajo te has hecho en el pelo que lo tienes moreno? ¿Y esta puerta qué es?
—Siempre he sido moreno y esa puerta mientras no la toques irá todo bien.
—¿Qué no la toque? —dijo incrédulo—. ¿Pero quién te crees que eres para darme órdenes?
—Tu mejor amigo ¿no?
—Desde que murió tu padre hace un año no. Ahora soy tu padrastro.
Manolo se quedó blanco. En el futuro su padre moría y su mejor amigo se quedaba con su madre. Este comentario hizo salir a Rubén como un resorte de su escondite. Y allí vio delante a su viva imagen rubia y en bata de seda roja.
—Soy yo.
—No, tú eres yo.
—Somos iguales menos en el pelo —dijo boquiabierto.
—¡Rubén! —Gritar su nombre hizo que los dos lo mirasen—. Un momento, Rubén eres tú y Rubén 2.0 tú —dijo señalándolos.
—No lo entiendo ¿Esto qué coño es? —dijo el otro Rubén agarrando la barandilla de la escalera para no caer tras el shock inicial.
—Verás, hemos venido del pasado, del año 2019 para ver cómo sería el futuro pero si como bien dices. —Tragó saliva—. Mi padre ha muerto no me interesa nada más, solo dime como murió. Lo arreglaré.
—Déjate de sandeces —dijo todavía un poco mareado—. Estamos en el año 2019.
—No puede ser ¿Qué día es hoy?
—¿Qué día va a ser? Uno de noviembre.
Rubén y Manolo se miraron. No habían viajado al futuro. Era la misma fecha.
—¿Me estás diciendo que aquí, en este universo por decirlo de alguna manera, estoy con la madre de éste? —dijo señalando a Manolo.
—Sí —respondió.
—Esto es el colmo. Mi padre está muerto y a ti te preocupa que aquí eres el noviete de mi madre. Vámonos. Vamos a solucionar esto como sea.
Manolo se dirigió al portal, echó una mirada encolerizada a Rubén y éste lo siguió. Con un simple hasta luego se despidió de su doble rubio e inició la marcha hacia el portal. Ambos cruzaron con caras largas. Manolo se dirigió a la rueda que daba potencia al mecanismo y la giró hasta apagarlo. Pero la piedra siguió brillando y el portal no se cerraba.
—¿Pero qué demonios pasa aquí? —preguntó Rubén exaltado.
—Ni idea. Debería haberse cerrado al manipular la rueda. Se habrá quedado algo de energía residual en los circuitos. Esperemos que se cierre pronto.
—¿Y si quitamos la piedra?
—Buena idea, voy.

Manolo se dirigió al centro de aquella máquina con cautela. No quería romper nada ni tampoco hacerse daño cogiendo la dichosa piedra.
—¿Pero esto qué es? —dijo Rubén 2.0 asomando su cabeza por el portal.
—¡Corre Manolo, quítala que éste se nos cuela! —gritó Rubén.
Manolo agarró con fuerza la piedra y la separó de la máquina pero el portal no se cerró. Rubén 2.0 observaba todo a su alrededor tras traspasar completamente el portal. Al instante se cerró tras él.
—No me lo puedo creer ¿Tu padre no le ha hecho un vestidor a tu madre en tu cuarto? Será idiota. Por esa mujer hay que hacer lo que sea aunque ella no te lo pida.
—¡Rápido, pon la piedra otra vez! —gritó Rubén.
Manolo la volvió a colocar y de una zancada agarró la rueda y le dio potencia al máximo. Un portal se abrió tras el escritorio. A ambos les extraño que fuese en otro lugar distinto al anterior pero no había tiempo para pensar en una minucia como esa. Agarraron a Rubén 2.0 por ambos brazos y se introdujeron con él a través del portal.
—¿Pero esto qué cojones es ahora? —preguntó Manolo indignado.

Leer más...

Editar, corregir y volver a editar...

blog_ Mi mundo como escritora - 15 January 2019 - 3:45am
En estos días, me he dado a la tarea de editar una de las novelas que están en preparación para ser publicadas este semestre. No es faena sencilla. Estás frente a un texto ya terminado, con sus rasgos y defectos desplegados frente a tus ojos y necesitas darle una forma final que sea satisfactoria para tu arte. Al mismo tiempo, debes considerar aspectos puramente prosaicos, como el número de palabras y el tamaño del texto al final, porque a la hora de publicar, no se trata de tirar cualquier armatoste que resulte, sino de una obra bien integrada, bien cohesionada, que valga la pena cada minuto de lectura.
A veces me he preguntado si no será más fácil la primera parte, la creación. Y luego me doy cuenta de que en el proceso de edición, el aporte creativo es esencial. No se trata solo de corregir una coma mal puesta o de aliviar la reiteración de adjetivos similares (que también), sino incluso de rearmar escenas completas, ajustar capítulos porque no encajan en la historia o en el comportamiento esperable de alguno de los personajes. Se trata de seguir creando y, al mismo tiempo, de estar atento a los detalles formales que pueden convertir la novela en una estupenda aventura o en un fracaso sonado.
¿No es verdad que, de todas formas, eso ha de hacer uno con cada proyecto de su vida? Si es de plantearse preparar una cena especial u organizar una fiesta para un amigo, ¿no hay que aplicar la inventiva, repasar los resultados, afinar los detalles, asegurarse de que todo lo que se imaginó está bien orquestado, que no falta nada para el gran momento? Pues lo mismo siento cuando me enfrento a esta etapa editora. Un párrafo, un capítulo, incluso un personaje, que en su momento me pareció genial, que estaba ¡tan bien logrado!, de pronto... desastre: no encaja.
Y eso sin contar la rebeldía de la historia.
Hace unos días, en el grupo de Facebook de El escritor emprendedor, uno de los escritores comentaba que tenía problemas con sus personajes porque de pronto parecían querer hacer o decir cosas que no calzaban con su plan original de la novela. Los otros le dijeron que era una buena señal, pues es sabido que los personajes deben sentirse reales, deben ser personas, para poder captar la atención del lector y llevarlo al interior del mundo novelado, pero otros le advirtieron que tuviera cuidado, pues aquello podía ser la señal de que no había planeado bien la historia.
Yo me pregunté: ¿y si simplemente es que el propio escritor cambió y lo que le parecía adecuado, ya no se lo parece? ¿Que lo había pensado como lógico, como sorprendente, como sensato, de pronto le ha parecido fuera de lugar?
A mí me ocurre con la edición. He llegado a cambiar escenas completas, a eliminar personajes completos, a variar el tono con que se dirigen entre sí. No soy la misma ahora que cuando los escribí por primera vez: muchas ideas nuevas afloraron en mí, quizá por mis nuevas lecturas, mis nuevos conocimientos o por mis nuevas experiencias. Quizá porque sí. El caso es que en momentos en que reviso, en que miro mi propia novela con ojos de lectora y no de escritora, me doy cuenta de que el proceso es aún más retorcido que cuando la inventé por primera vez y que puede ser inmensamente agotador.
Pero también, ¿por qué no?, desafiante.
Un proceso de nunca acabar. Y, sin embargo, con fecha de expiración, porque si uno continúa y continúa corrigiendo y editando, ¡jamás terminaría! 

IX PREMIO TERBI DE RELATO TEMÁTICO FANTÁSTICO "POSTAPOCALIPSIS"

blog_ sevillaescribe - 13 January 2019 - 9:00am
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:8.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:107%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}

TerBi Asociación Vasca de Ciencia-Ficción Fantasía y Terror convoca su IX Premio TerBi de relato temático fantástico.
Bases

1. Se abre la recepción de relatos originales inéditos, no premiados en otros concursos, ni presentados con igual o distinto título a otro premio literario pendiente de resolución, escritos en castellano y que puedan ser encuadrados dentro de los géneros de Ciencia-Ficción, Fantasía o Terror.

2. El argumento deberá especular sobre el tema: “Postapocalipsis”. Los relatos deberán situarse en un futuro posterior a un colapso de la humanidad. El escenario podrá ser una guerra mundial, un desastre ecológico, químico, biológico, etc. En ningún caso se aceptarán relatos que incluyan zombis y vampiros.
3. Los relatos que el jurado considere que no se encuadran en el tema “Postapocalipsis”, serán descalificados, sin posibilidad de ser votados.
4. El autor o los autores deberán ser mayores de edad.
5. El plazo de recepción de originales comenzará al hacerse públicas estas bases, finalizando el 15 de marzo de 2019. Se aceptarán textos remitidos con esa fecha.
6. Se admitirá un solo texto por autor, hasta un límite máximo de 8.000 palabras. Sólo se aceptarán obras redactadas en formato word, rtf o pdf con letra Times New Roman, cuerpo 12 e interlineado a doble espacio, con un margen de 3 cm ambos lados. No serán admitidas las obras editadas con versiones antiguas de procesadores de texto, siendo labor del participante asegurarse de la compatibilidad, bien utilizando un formato estándar como el RTF o bien realizando la conversión correspondiente a una versión del formato más actual de. doc ó. pdf. Los relatos que no se ajusten a estas normas serán descalificados. En el encabezado o pie de página figurara el título de la obra y las paginas estarán numeradas.
7. No se admitirán faltas de ortografía.
8. Los originales deberán presentarse por correo electrónico a la siguiente dirección: certamenterbi@gmail.com. Se incluirán dos archivos: uno cuyo nombre será el título del relato y el seudónimo del autor, y un segundo archivo cuyo nombre será el título del relato, el seudónimo del autor y la palabra PLICA y que contendrá todos sus datos personales: nombre y apellidos, D.N.I. o documento identificativo del país al que pertenezca el concursante, dirección completa incluido el país, teléfono y dirección de correo electrónico.
Ejemplo.
Fichero 1: Titulo del Relato – Seudónimo. doc/. rtf ó. pdf.Fichero 2: Titulo del Relato – Seudónimo — PLICA. doc/. rtf ó. pdf.
9. Si el relato o la plica no cumplen con los puntos anteriores, el relato participante será descalificado.
10. El premio podrá declararse desierto.
11. El autor, por el solo acto de enviar un relato a concurso, se hace responsable de que la obra es original y de su propiedad.
12. Unos días antes de la entrega del premio se anunciará la lista de finalistas (con seudónimo), que estará compuesta por un máximo de 5 relatos. Los jurados del concurso se reservan el derecho de reducir esta lista de finalistas si no se alcanza un nivel de calidad aceptable.
13. Se concederá al autor del relato vencedor un trofeo conmemorativo.
14. Todos los relatos presentados recibirán acuse de recibo y no se mantendrá más contacto con el autor hasta la finalización del concurso, salvo que éste resulte premiado.
15. El jurado estará formado por escritores del género fantástico y socios de la TerBi. El acta del jurado se hará pública en el Acto de la TerBi que se celebrará en el primer semestre de 2019, en una fecha que se comunicará oportunamente en el grupo de Facebook de la TerBi www.facebook.com/groups/60167318666/ y en los blogs de la Asociación: terbicf.blogspot.com.es/ / notcf.blogspot.com.es/
16. El relato ganador será publicado en el fanzine que edita la Asociación, pudiendo ser también publicados los relatos finalistas si los editores del fanzine así lo consideran.
17. Los escritores conservan en todo momento sus derechos de autor sobre las obras presentadas. Todos los textos finalistas ceden automáticamente el derecho de reproducción durante un año, por una única vez en las publicaciones web y en el fanzine de la TerBi, comprometiéndose a mantenerlo inédito (tanto en papel como en versión digital) hasta después de dichas publicaciones, y renunciando los autores a cualquier remuneración económica o de cualquier otro tipo en esta edición.
18. Los miembros del jurado y sus familiares no podrán presentar obras a concurso.
19. Cualquier imprevisto no contemplado en estas bases será resuelto por la organización de este concurso.
20. La presentación al concurso implica la total aceptación de estas bases.

Leer más...

Al día con El Grimorio...

blog_ Mi mundo como escritora - 13 January 2019 - 2:00am
Esta semana en El Grimorio tratamos la serie del poder de las palabras y la abordamos desde distintos puntos de vista. El resultado son tres programas que abarcan desde el poder de las palabras sobre uno mismo y cómo actúa hasta el poder de las palabras en la salud y actuando en la vida interpersonal y social.

El primero se llama: El poder de las palabras es real




El segundo se llama: ¿Cuidas las palabras que te dices?






Y el tercero se llama: ¿Te controlan con las palabras?



¡No se los pierdan!

El test de Rorschach-Perring - Paciente 08: Roberto Malo

blog_ sevillaescribe - 11 January 2019 - 9:00am


Vuelve el Test de Rorschach-Perring, vuelve a La consulta del doctor Perring como el turrón en navidad, y viene con un autor dispuesto a pasar por las diez manchas y dejar su alma desnuda en el proceso. Hoy está con nosotros un hombre condenado desde que fue inscrito en el libro de familia, señalado por su naturaleza descubierta, adjetivado en toda presentación… Sí, hoy está con nosotros Roberto Malo, el autor (con XCAR Malavidaa los dibujos) de Supermala (Editorial Cornoque, 2018), cómic con el que está dando más vueltas que un trompo y se le está viendo hasta en las fotos que manda el telescopio Hubble. Vamos allá…


Bio: Soy cuentacuentos, guionista y escritor. Un cuentista, vamos. “Supermala”, mi nuevo tebeo, es ya el libro número treinta que me publican. Así que supongo que ahora es un buen momento para mirar hacia atrás y hacia adelante. Tengo un blog muy resultón donde está toda la información: http://robertomalo.blogspot.com.es

Eres absorbido por un cómic antropófago y, al asimilarte a su mundo, te transformas en un superhéroe, Super Compensado, porque todos tus superpoderes irán con taras anejas, como por ejemplo tener super vista… de cerca pero acompañada por miopía, o moverte a una increíble velocidad… para ser cojo, o volar… con cuidado y bajito porque no sabes aterrizar y siempre te pegas el costalazo. En fin, elige cómo será Super Compensado según esas premisas, que en eso tú tienes experiencia…
Pues esto me recuerda a mi primer cómic, “Veo por ti”, dibujado maravillosamente por Chema Cebolla. El protagonista, Paco Mendo, es ciego, invidente, pero puede ver, extrañamente, cuando hace el amor. Este hecho insólito propiciará todo tipo de situaciones delirantes, divertidas y tremendamente románticas. ¡Un tebeo buenísimo!  Y ahora después de este paréntesis promocional (soy un esclavo de la promoción, lo siento), te respondo, venga. Pues me imagino un superhéroe que se mueve rapidísimo, a una velocidad portentosa, pero que es torpe de narices, así que siempre se está golpeando con todo el mundo y con todas las esquinas. Algo como “Flash”, pero en zote. Más bien sería “Plash”, ya que siempre está tropezando.

Estás en la piel de Publio Cornelio Escipión, cariñosamente apodado en los burdeles de Roma como “el Africano”. Frente a ti, el gran ejército de Aníbal. Éste es uno de los nudos gordianos de nuestra historia, y la decisión tuya: ¿Atacas y que sean los dioses los que dicten vuestro destino y el de Roma? ¿Le pides otra semanita de tregua porque esto de la guerra es muy cansino y total, tampoco corre tanta prisa? ¿Aprovechas que ya tenéis a toda la peña junta para montar un fiestón con vinos, trompetas, bailarinas, elefantes, griegos juguetones y todas las movidas molonas de aquella época? Elige y explica…
Pues la fiesta, claro, me lo pones fácil. Haz el amor y no la guerra. Y más si te apodan “el Africano”, hay que lucirlo. Una orgía siempre queda la mar de bien, y con trompetas, elefantes, bailarinas y griegos, miel sobre hojuelas. Te confesaré algo: siempre he acariciado la idea de acabar alguna novela con todos los protagonistas montando una gran orgía. No sé por qué, ciertamente, pero me parece un brillante colofón. Y el recurso se puede utilizar también muy acertadamente en las serie de televisión. Con “Friends” o con “Big Bang Theory”, por ejemplo, quedaría genial. Y con “Los Serrano”, desde luego,  este final hubiera quedado mucho mejor.

Dios nunca ha sido mucho de escribir, él es más de diluvios y zarzas que arden, de responder con relámpagos y dar voces. Incluso la Biblia, su obra más famosa, se dice que la escribieron otros. Por eso, ahora que se acuerda de su hijo caído Satán y que son las fechas que son, te pide ayuda para escribirle una postal navideña, algo para que se acuerde de él y limar asperezas. También te dice que si te lo curras bien y le gusta tu nota, te tiene reservado un adosado en el Cielo de agárrate y no te menees. En fin, tú mismo…
Querido Satán:Ahora que llega el frío, en estas fechas tan señaladas, no puedo evitar pensar en ti, que estás ahí abajo con ese eterno calorcito del Infierno. Igual fui muy duro contigo, no sé. Le he dado muchas vueltas, no te creas. Cuando eres Dios, le das vueltas a todo. Bueno, a lo que vamos. Me gustaría que subieras, que nos viéramos para ponernos al día. Tenemos tanto de qué hablar… Eres malo, pero sé que tienes un gran corazón. Escúchalo y sube a verme.
Querido Dios: No soy malo, de verdad, pero cuando te llamas Satán, pues bueno, qué quieres que te diga, algo del nombre siempre te tira para hacer travesuras y bromas a todas horas. Pero solamente eran eso, Dios Padre, bromitas sin importancia. De verdad. Me arrepiento, me arrepiento muchísimo. Tengo un pronto un poco tonto, vale, pero soy buena gente. Nada me gustaría más que volver a tu lado. Gracias por tus palabras de Dios. Nos vemos en nada.

Yo no he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser, aunque seguro que está tela de chulo, pero sí que me acuerdo de una lejana época en la que a los comics les llamábamos tebeos y los héroes eran Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Carpanta, Pepe Gotera y Otilio… ¿Te acuerdas? Pues dinos cuál era tu favorito de por entonces y por qué.
Bueno, yo los sigo llamando tebeos, que ya tengo una edad y hay cosas que cuesta cambiar. El primer tebeo que recuerdo es “El guerrero del antifaz”, que mi padre nos compraba a mi hermano mayor y a mí. Qué tiempos. Y mi personaje favorito, ya unos años después, yo diría que fue “El mercenario”, de Vicente Segrelles, con esas viñetas al óleo que me fascinaban sobremanera. Tengo la colección entera, por supuesto.

Se dice que todo el mundo tiene su lado animal: algunos son astutos zorros que se la pegan a todo el mundo; otros son fieles perros, muy cariñosos con los suyos y algo guarretes por aquello de olerse por detrás; otros son sutiles felinos, estilizados y muy suyos; otros son claros porcinos, porque la gente les comería hasta los andares… En fin, háblanos de tu lado animal…
Pues creo que me encaja lo de ser algo perro, sí. Soy muy fiel, tremendamente fiel, y cariñoso hasta el hartazgo. Y algo guarro, venga, así que soy un cacho perro, está visto. No hay ninguna duda. Curiosamente, me gustan mucho los gatos. Pero para ser gato, hay que ser gato.

Roberto, noticia chunga, estás muerto. Ya, ya sé que soy un poco brusco, que debería haber empezado por aquello de “Roberto se subió a un árbol…”, pero queda muy largo. El caso es que, como ya imaginarías cuando te aprendiste el apellido, vas al Infierno. Una vez allí decides apuntarte a una actividad lúdica conocida como “Gran Hermano Escritor”, donde te juntarán con otros nueve escritores fallecidos para que os tiréis los trastos entre vosotros. Elige a tus nueve compañeros y di con quién harías camarilla y a quién fastidiarías.
Pues en el infierno haría camarilla con David Jasso, gran amigo escritor, que desde luego le pega ir al Infierno de cabeza con las historias que escribe. Haría camarilla también con José María Tamparillas, por aquello de la rima fácil y porque en el Infierno (si hay bar) creo que mi amigo estaría muy a gusto. Haría camarilla asimismo con Daniel Tejero, gran amigo que con semejante apellido tiene el Infierno como destino seguro. Y haría camarilla con Jesús Mesa, que tiene buen apellido pero es buen amigo y no nos dejaría solos.Y haría camarilla con Javier Mateos, gran amigo que al ser pelirrojo tiene el Infierno asegurado. Y haría camarilla con Joe Álamo, gran amigo que al ser inglés no le queda otra que ir al Infierno, eso está claro. Y como he escrito libros (maravillosos, por cierto) con todos ellos, nos llevaríamos todos estupendamente y no fastidiaríamos a nadie, y no escojo más escritores, ya vale, que si no esta entrevista va a ser eterna como el Infierno.

La gente es muy injusta, Roberto. La gente no suele apreciar el esforzado trabajo de esos dramatis personae que dan vida a las historias de las que tanto disfrutamos, y menos el de los personajes secundarios. Sólo se habla de novelas, de autores, de protagonistas… pero ¿y los secundarios? Ayuda a la Asociación de Secundarios Sin Fronteras y háblanos de tres personajes secundarios que te hayan marcado (no el autor o la novela, sino el secundario en sí).
Tres grandes secundarios, a bote pronto: Nan-Tay, en “El mercenario”, ya que antes lo mencionaba. Me enamoré de ella en cuanto apareció en “La fórmula”. Blood, el perro de “Un muchacho y su perro”, de Harlan Ellison, ya que antes hablábamos de perros. Y Pailay, en “Día de perros”, ya que antes nombraba al gran David Jasso (y al pensar en perros me ha venido a la mente esta gran novela y este gran personaje, que como buen secundario sale en otras obras de Jasso).

Te veo… como Sauron con su gran ojo (el día que pida presupuesto para la lentilla lo va a flipar), y te he visto tocando muchos palos, muchos formatos y tonos, pero ahora quiero que te mojes como un feligrés baptista. Elige un formato y sólo uno: novela, relato, cuento teatralizado, comic; y elige un género y sólo uno: fantasía, ciencia ficción, terror, humor. Explica tus elecciones.
Afortunadamente, puedo tocar todos los palos, y así lo seguiré haciendo. Pero si tuviera que escoger solamente uno me pediría cómic (pero haría luego cuentacuentos teatralizado con él, que los cuentacuentos molan). Y el género que sea, pero con humor, siempre con humor. Me encanta la fantasía, la ciencia ficción y el terror, y se pueden mezclar divinamente. Pero para mí el humor es el ingrediente fundamental. Las grandes obras ganan con humor, aunque la crítica nunca lo valore en su justa medida.

¿Te acuerdas de los Casio, esos relojes con un chino dentro de los que todos hemos tenido alguno (el de la calculadora era un flipe)? Pues resulta que el chino interno del Casio5000 que te has comprado es un manitas y ha transformado el reloj en una máquina del tiempo que te traslada al medievo… Vaya marrón, ¿no? Encima, con tus dotes de urbanita del siglo XXI lo único que te queda para ganarte la vida allí es tu faceta de cuentacuentos. Menos mal que el señor de las tierras en las que estás necesita juglar nuevo (el anterior hizo una representación mala y/o inadecuada y lo usaron para otro entretenimiento, esta vez mortal). En fin, teniendo en cuenta los antecedentes, yo que tú elegiría con cuidado qué representar y cómo…
Bueno, me lo pones fácil. Podría contar muchos de mis cuentos ambientados en la Edad Media. Está feo que lo diga yo, pero son buenísimos y enganchan al más pintado. “La madre del héroe”, por ejemplo. Siempre triunfa.

Cómo avanza la ciencia, Roberto, yo me acuerdo de la época en la que podías decir que no había un teléfono cerca para eludir una cita, pero ahora con los móviles… En fin, el caso es que acaban de clonar a un neandertal, y para irlo introduciendo en nuestra época y nuestra forma de vida han decidido que se vaya preparando con algunas obras literarias antes de que se pegue el susto al ver la realidad. Convence al equipo de educadores de Grom (el neandertal) para que Super Mala forme parte de esa batería literaria de aprendizaje. Tienes cien palabras.
Pues “Supermala” le vendrá de perlas para ponerse al día, desde luego. Es un tebeo costumbrista (aunque tenga elementos fantásticos) que refleja muy bien la sociedad actual, con sus grandes problemas (violencia de género, abuso infantil), sus trabajos, sus relaciones de pareja… Un buen muestrario para entender el mundo actual, y muy ameno y divertido además. Y muy emotivo; alguna lagrimilla se echará, por muy neandertal que sea, que a todos nos emociona el milagro de la vida. 


También puedes leer éste y todos los demás Test de Rorschach-Perring en La consulta del doctor Perring


Leer más...

¿El tiempo es relativo? 10

blog_ sevillaescribe - 9 January 2019 - 9:00am

Solo escuchar el clic de la llave al entrar y girar en la cerradura y su madre asomaba la cabeza por la cocina. Estaba un poco nerviosa ya que hacía dos horas había recibido su mensaje diciendo que llegaría tarde y empezaba a impacientarse. Había metido la comida en el microondas y lo programó dos minutos, así en cuanto llegara solo tenía que cerrar la puerta y comería caliente en un santiamén. Su padre, con un libro entre las manos, también se acercó al pasillo para recibirlo. Se había quitado las gafas y las guardó en el bolsillo de la camisa. Alguien alguna vez en algún sitio le dijo que sin gafas parecía más duro. Seguramente le habrían tomado el pelo pero él lo creía así. Y allí estaban los dos observando a su hijo recién llegado sin decir palabra. A Manolo esos silencios lo mataban. Daría lo que fuera por llegar antes que sus padres a casa y no tener que aguantar aquel teatro para demostrar su preocupación por él, y más hoy que tenía su cabeza llena de fórmulas y ecuaciones. Con un simple todo bien trató de escabullirse del interrogatorio. Fue imposible.

—Pero se un poco más explícito, por favor —dijo el padre.
—Lo único que os puedo decir es que me ha ido todo bien.
—Cariño. —Su madre levantó el labio superior enseñando un colmillo a modo de sonrisa—. Solo queremos saber cómo te va ¿Es malo qué unos padres se interesen por sus hijos?
Esa sonrisa, la temía más que a nada en este mundo. Salía única y exclusivamente cuando su madre quería conseguir una respuesta positiva a su pregunta. Una vez se le ocurrió llevar la contraria y no decir lo que ella quería escuchar. Los vellos se le erizaron al recordar aquel suceso de lo paranormal. Solo le faltó levitar y hablar en hebreo. Su madre enfadada era peor que un tifón.
—Mamá —comenzó titubeante—. No te falta razón, pero es que vengo muy cansado después de tantas horas en el instituto y solo necesito descanso.
—¡Ay mi niño! Corre siéntate en la mesa que enseguida te sirvo la comida.
—Un momento —interrumpió el padre—. Por muy cansado que estés tienes que responder a una pregunta. Tu madre me ha dicho que te has quedado en clase de refuerzo dos horas ¿Para qué asignatura necesitas clases de refuerzo?
Manolo agachó la cabeza tratando de ganar algo de tiempo e inventarse una excusa que sonara medianamente real. Sabiendo que sus padres eran bastante conocidos en el pueblo resultaba imposible nombrar a un profesor sin que ellos supieran más tarde la verdad. Había que afrontar la realidad. Tenía que ser sincero.
—No era para mí. Fue para Rubén. Necesitaba ayuda en el proyecto que le estoy ayudando y me pidió que me quedara con él. Ya sabes cuatro ojos ven más que dos.
Fue sincero a medias pero bastó. Su padre lo miró duramente mientras hablaba pero al terminar comprendió que era por una buena razón, ayudar a su compañero. Miró a su mujer y asintió, ella se fue corriendo a cerrar el microondas y él apoyando una mano en el hombro de su hijo le indicó el camino al salón y se fue a poner la mesa.
Eran las seis y cuarto y acababa de terminar los deberes, los había hecho a velocidad de vértigo, algunas preguntas las había respondido de forma impulsiva y aun sabiendo que estaban mal no se molestó en repasarlas. Todo por ganar el máximo tiempo posible para así bajar al sótano antes de que llegara Rubén. De hecho también había comido bastante rápido. Objetivo conseguido.
Al salir del cuarto dirección al sótano escuchó el timbre de la puerta. Rubén llegaba antes de tiempo. Su madre le abrió.
—Buenas tardes Rubén. Pasa ¿Quieres tomar algo?
—Buenas tardes, muchas gracias señora pero he almorzado hace poco y no me apetece tomar nada. Es usted un encanto, Manolo no sabe bien la suerte que tiene al tenerla como madre.
—Anda, sígueme pelota —dijo Manolo con indiferencia.
—No es peloteo, es una observación.
Manolo cerró la puerta del sótano, encendió las luces y bajando las escaleras le recriminó a Rubén que siguiera tirándole los tejos a su madre. Éste optó por callar, no quería empezar una discusión que les llevara a nada. Manolo se acercó a un escritorio y abrió un cajón cerrado con llave. Allí estaba la piedra de la fábrica. Manolo se acercó al conjunto de sábanas y fue destapando todas las mesas.
—Manos a la obra. Imagino que tenemos mucho trabajo por delante después de todas las fórmulas que don Aurelio te corrigió.
—La verdad es que no. —Manolo hizo una pausa dramática al ver la cara de su compañero—. Imaginas mal. Las fórmulas las llevé mal aposta. Solo necesitaba tiempo para ver si tu profesor sabía lo que hacía y ver en que estaba fallando. Y lo vi.
Se dirigió al fondo del cuarto y sacó tres generadores más. Con ayuda de Rubén los enchufó a la maquinaria central. Según Manolo lo que fallaba era que había utilizado la piedra como fuente de energía y era más un catalizador.
—Podría ser nuestro dispositivo que haga de baliza.
Colocó la piedra en el centro de la maquinaria y se apartó. Al encenderla se iluminó y agarrando fuertemente la rueda la giró al máximo entrecerrando los ojos. La luz no se había ido y una especie de portal se había abierto al lado de la escalera. Se miraron sorprendidos.

—Ha funcionado —dijo Rubén.
—¿Acaso dudabas de mí?
—No, peor ¿ahora qué?
—Pues habrá que cruzar ¿no?
—Venga, aquí te espero.
—Creo que no. —Manolo lo miró y lo empujó hacia el portal—. Vamos los dos.

Leer más...

III PREMIO PÉREZ-TAYBILÍ DE RELATO 2019

blog_ sevillaescribe - 6 January 2019 - 11:34am
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:8.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:107%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}


Medina Mudéjar Baños árabes convoca a través de su proyecto cultural Medina Cultura en colaboración con el Ayto. de Toledo el III Premio Pérez-Taybilí de relato 2019.
Género: Relato corto Premios: 1º Premio: 700 €  2º Premio Ticket regalo de Medina Mudéjar “Pack Garcilaso para dos personas”
Abierto a: mayores de 18 años sin restricciones de nacionalidad Entidad convocante: Medina Mudéjar Baños árabes País de la entidad convocante: España Fecha de cierre: 14 de febrero 2019

Bases:

1. Podrán participar escritores de cualquier nacionalidad, mayores de 18 años y residentes en España. 

2. La temática de la obra será completamente libre.

3. Cada autor/a podrá presentar un único trabajo inédito en castellano, que no haya sido premiado con anterioridad, ni hallarse pendiente de resolución de otros concursos.
4. La extensión de los trabajos será de un mínimo de cuatro folios y un máximo de seis, en Times New Roman 12, interlineado de 1,5. Todas las hojas deberán ir numeradas y con el título de la obra en la parte superior derecha.
5. Las obras deberán enviarse en formato PDF acompañadas de un documento en el que figuren el título del relato y los datos personales del autor (Nombre y apellidos, fecha de nacimiento, dirección, teléfono de contacto, email y Nº DNI o Pasaporte)
Los documentos deberán enviarse a: coordinacion@medinacultura.com
6. Plazo de presentación se abrirá el 2 de enero y se cerrará el 14 de febrero de 2019 a las 23:59h (hora española).
7. Se entregará un primer premio de 700€ y un segundo premio en forma de Ticket regalo
“Pack Garcilaso” valorado en 225€ (Incluye: Alojamiento en Riad Medina Mudejar + Comida o cena degustación en Restaurante La Clandestina de las Tendillas + Baño árabe y masaje de 25 minutos en Medina Mudéjar + Ruta Monumental o nocturna – a elegir – con Cuéntame Toledo)
8. El jurado está compuesto por: Charo Fierro (editora Huerga y Fierro) Isabel Ordaz
(actriz y escritora) Esther Garcia Llovet (escritora) Rubén Hurtado (escritor)
9. Podrán ser descartados los relatos que se envíen en otro formato al requerido, contengan faltas ortográficas, una redacción incorrecta o no se ajusten a las bases del concurso.
10. El fallo del jurado se comunicará a todos los participantes mediante una notificación que se enviará vía email. Los nombres de los ganadores serán publicados en nuestra página web así como en las redes sociales de Medina Cultura y Médina Mudéjar en marzo de 2019.
11. Los relatos ganadores de esta edición y las anteriores serán publicados en un libro que se presentará en la ceremonia de entrega de premios.
12. El acto de entrega de premios tendrá lugar en abril de 2019, en Toledo en presencia de los miembros del jurado y autoridades locales.
13. Los autores premiados estarán obligados a asistir al acto de entrega o delegar en alguien que les represente.
14. La participación en el certamen supone la aceptación completa y sin reservas de las presentes bases.


Leer más...

¿El tiempo es relativo? 9

blog_ sevillaescribe - 5 January 2019 - 9:00am

Tras cerca de una hora arreglando fórmulas y resolviendo ecuaciones, descubrió la razón que tenía aquel eslogan publicitario de una marca de neumáticos que decía, la potencia sin control no sirve de nada. No era necesario dar una energía de 1.000 julios a algo que con 200 funcionaba. Las ansias le habían jugado una mala pasada. Al terminar, el profesor le dio una última advertencia.

—Ten mucho cuidado con lo que haces. Piensa que cambiar algunas cosas puede afectarnos a todos. Imagina que consigues viajar al futuro y ves que tu padre se ha arruinado porque compró acciones en bolsa de acero por ejemplo y cayó en picado, mientras el cartón subió como la espuma, eso sí la situación de extrema pobreza que vive tu familia hace que estéis más unidos que nunca. Pero vuelves y convences a tu padre de comprar cartón y cuando vuelves a mirar al futuro ves a tu padre inmensamente rico, pero separado de tu madre y peleado contigo. Ahora le dices que guarde el dinero en un banco a plazo fijo, y resulta que el banco quiebra porque invirtió en acero. Pues le dices que lo guarde en una caja fuerte en casa y unos ladrones entran para robarle y lo matan. El futuro es complicado y si tocas lo más mínimo puede ser peor. E incluso el saber lo que va a pasar te puede poner en predisposición a ello y que al final, llegado el momento, no pase por distintas causas ¿Me entiendes?
Manolo bufó. El objetivo principal de viajar en el tiempo no era tratar de favorecer a su familia o a él mismo, era más bien científico. Aun viendo un futuro desalentador no haría nada por cambiarlo o al menos eso creía.
—Don Aurelio quédese tranquilo. Mi viaje será por mera devoción científica, no para ver los números de la lotería.
—Y recuerda —insistió—. Nada de agujeros de gusano, por minúsculo que sea adiós planeta Tierra.
A Rubén que hasta ese momento, y por salir del más absoluto de los aburrimientos, había estado dibujando en la pizarra una nave espacial abduciendo al profesor y a Manolo, le llamó la atención esa última frase.
—Eso molaría. Todo un planeta viajando por un agujero de gusano hacia un universo paralelo.
—¿Quién ha dicho nada de universos paralelos? —le reprochó Manolo.
—Pero es una observación interesante —añadió don Aurelio—. Si cambias algo del pasado ¿quién te asegura que no siga existiendo ese universo que has cambiado? ¿Y si cada vez qué viajas en el tiempo cambiando algo estás originando un universo paralelo?
—Guay. —Rubén estaba mirando al horizonte pero no observaba nada, toda la acción ocurría en su cabeza. Se veía saltando de un universo a otro—. Un mundo en el que todos somos peces y vivimos debajo del agua. Otro donde somos seres microscópicos. E incluso uno donde somos seres unicelulares y gobiernan la Tierra los dinosaurios. Dinosaurios evolucionados que tras la caída del meteorito sobrevivieron y tienen superpoderes y…

Una tos forzada lo sacó de sus universos paralelos ideales. Lo miraban esperando que volviera al mundo real sin dinosaurios y en tierra firme no bajo el agua. Recogió su mochila y señalando el reloj indicó que era la hora de marcharse.
—Un placer don Aurelio. —Manolo se despidió del profesor tendiéndole la mano—. Espero volver mañana con buenas noticias.
—Lo mismo digo. Pero espera. —Anotó algo en un papel y se lo dio—. Es mi número de teléfono, ante cualquier problema o duda, llamadme.
Se estrecharon la mano. Manolo y Rubén se marcharon mientras el profesor recogía su escritorio. En el pasillo se encontraron con el profesor de gimnasia, la excusa de que venían de una clase de refuerzo le bastó, y continuó su camino. Al salir del colegio Rubén le preguntó por la piedra extraña que se encontró en la vieja fábrica de pintura.
—Sabía qué hacía mal en decírtelo. Eso no se lo podemos decir a nadie, queda entre nosotros dos.
—Pero él nos ha ayudado. Te ha resuelto todas las dudas que tenías en tus malditas fórmulas. Es de fiar.
—¿Y cómo lo sabes? No sabes nada de él. Solo que es tu profesor de física y un flipado de los extraterrestres hasta tal punto que cree que el origen de los viajes temporales se debe a ellos.
—También tengo como amigo a un flipado de los viajes temporales hasta tal punto que en vez de utilizarlo en su propio beneficio dice que lo hará por el bien de la ciencia.
Manolo no pudo más que sonreír y asentir. En el fondo tenía razón, se estaba obsesionando con el tema y hasta que no consiguiera una evidencia de su viaje no pararía. Llegaron a la puerta de su casa y se citaron a las seis y media. La excusa, seguir con el falso proyecto de ciencias de Rubén. Manolo entró en su casa y se preparó para el interrogatorio ritual de todos los días.

Leer más...

Nuevo año, nuevos rumbos

blog_ Mi mundo como escritora - 3 January 2019 - 9:16pm

El 2019 arrancó ya. Claro que es solo un hito simbólico, una marca que nos hemos puesto los seres humanos para arreglar nuestras vidas de acuerdo con una clase de control que nos tranquiliza. Porque, sí, a los seres humanos nos hace falta sentir que controlamos alguna parte, aunque sea pequeña, de nuestras vidas. Y un calendario ha sido un invento genial para darnos esa sensación.
En fin, que el 2019 arrancó ya. Con él llegan nuevos proyectos y planes que emprendo con ilusión y entusiasmo. Uno de ellos, mi canal El Grimorio, es novedoso para mí desde varios puntos de vista: porque es la primera vez que sostengo un canal de manera continua y porque me permite abordar públicamente temas que han sido de mi interés durante mucho, mucho tiempo, a los que he dedicado lecturas y estudio por diversas circunstancias (incluyendo la documentación para mis novelas y relatos) y que ahora se convierten en el foco principal.
Otro paso importante es el lanzamiento de mi página oficial de Facebook Laura Quijano Vincenzi como escritora, la cual tiene el mismo nombre que mi página personal, pero que se enfoca en mis actividades de escritura y contenidos. Ahí actualizaré las últimas noticias relativas al canal, a mis publicaciones y a los eventos en los que participe relacionados con ellos. Los invito a visitarle y darle "Me gusta" para mantenerse al tanto de mis actividades.
Lauraquijano.com sigue siendo mi sitio base, el lugar donde convergen mis actividades generales y donde se puede acceder a información relativa al canal, a mis novelas y publicaciones, así como también donde se pueden leer relatos todavía disponibles en línea.
¿Qué más se perfila en el camino? ¡Escritura! Hay en ciernes una novela en fase de edición: la segunda parte de la trilogía de ciencia ficción y fantasía Crónica de un viaje, titulada Visiones, que espero publicar en la plataforma Amazon durante el primer trimestre del año. La primera entrega, Magia, fue publicada el 31 de agosto de 2018, como les conté aquí.
Al mismo tiempo, aguarda próxima publicación un relato de ciencia ficción que escribí hace un año y que compartirá espacio con historias de otros siete autores en una antología que pronto verá la luz y de la que les contaré muy pronto. También tengo lista otra novela que apenas iniciará su tránsito por las editoriales. No les cuento todavía detalles sobre ella, salvo que es una historia de ciencia ficción (aunque algunos podrían catalogarla como de fantasía) que no depende de ninguna serie ni otras historias previas. De seguro muy pronto les diré de qué se trata.;)
El año se presenta como promisorio y lleno de nuevas experiencias en mi mundo como escritora, y espero que sigan acompañándome por este camino tan interesante y a veces sorpresivo que he seguido a lo largo de estos años. =)

El test de Rorschach-Perring - Paciente 07: Pedro Moscatel

blog_ sevillaescribe - 3 January 2019 - 9:00am

Nueva sesión de terapia en La consulta del doctor Perring, séptimo test de Rorschach-Perring que os traemos. En esta ocasión nuestro paciente es ni más ni menos que Pedro Moscatel, al que tenemos on-fire después de sus últimas publicaciones (“Te prohíbo volver a dormir”, Cazador de Ratas 2018; “Quintaesencia”, Apache Libros 2018)  y también un poco cansado después de la Hispacón 2018 que se ha pegado el muchacho.

Nació en el año noventa en algún rincón de Extremadura, pero tras pasar la mayor parte de su vida dando tumbos por Aragón se deja llamar «extremaño» y se siente ciudadano de ninguna parte.Lleva toda la vida escribiendo, aunque le parece más complicado cuanto más aprende. Mientras sigue intentando pillarle el punto, ha ido acumulando entre sus publicaciones tres novelas, dos libros de cuentos —con su hilo central, los dos— y una veintena de relatos en antologías de varios autores, uno de los cuales fue traducido al inglés. Abandona regularmente un sitio web en la dirección www.pedromoscatel.es.También toca la guitarra en lugares de mala reputación (como por ejemplo, su casa, entre escenario y escenario), escucha la música más horrible y estridente que encuentra y por el día se dedica a la informática. Se le puede ver en saraos y convenciones literarias como la Hispacon mencionada más arriba.Hace diez años soñaba con ganarse la vida escribiendo: ahora casi cruza los dedos para que no sea así.

En la novela “El señor de las moscas” se habla de… Bueno, de muchas cosas, pero sobre todo de lo cabrones que pueden llegar a ser los niños, tú sabes. Yo recuerdo momentos de ser un niño cabrón, muy cabrón, y todo el que conozco igual. Venga, confiesa, cuéntanos ese momento en el que fuiste un auténtico niño cabrón, con todas las letras, las palabras y el peor de los significados posibles.
De cabrón nada, yo era bueno, bueno. Si te dijese que una vez le tiré un tarro lleno de hormigas a mi hermana, o que desmenucé un paquete entero de cigarrillos de mis padres y les puse las virutillas de tabaco entre las sábanas de su cama, o que tiré una bomba fétida en un ascensor, te estaría mintiendo. Lo juro.
Como tantas veces cantó el Sherpa, mi rollo es el rock, y el tuyo también, no lo niegues, así que dinos a qué leyenda del rock muerta resucitarías y a qué concierto le llevarías.
Aunque me duela decirlo: algunas estrellas del rock tienen pinta de ser un poco gilipollas en el tú a tú. Se me ocurre que debe molar ver un concierto de Metallica con el fantasma de Cliff Burton. Pero para pasar un buen rato creo que me iría con B.B. King, Nina Simone o Janis Joplin al concierto de una banda amateur.
Vaya dilema, Pedro, resulta que has conocido a un tal Morfeo y a su banda de amigotes raros y te ha dicho que tu realidad es una simulación y que hay que luchar y tal. Por otro lado, un comercial de telefonía llamado agente Smith te dice que si no echas cuenta al otro plasta y cancelas la portabilidad, piratea el programa para concederte cinco deseos y aquí todos contentos con la simulación. Tú eliges. Si son los deseos, di cuáles.
Voy a fingir que elegiría la realidad y la lucha por quedar bien (y porque durante los escarceos en la matriz podría llevar una gabardina de cuero súper molona). Pero seguramente elegiría los deseos. Escogería el filete de ternera ese, que llevo soñando con él desde el estreno, la terraformación de Marte, la vida eterna y un primigenio mascota. Ah, y que las máquinas se pasen al código abierto. Verás qué risas.
¡Qué mal está el trabajo, joder! Resulta que te consigues un currito bien pagado, aunque sea de peón de obra en el extranjero que queda muy lejos, en un sitio llamado Babel, te lo curras pero bien, y a mitad de obra un tal Dios se mosquea porque la construcción no tiene licencia de altura y os condena a todos los trabajadores a hablar otro idioma. ¡Es que no hay derecho! En fin, dinos qué idioma (no vale el español, of course), y por qué.
Arameo. Para jurar.
 Y ya no hablando de idiomas, sino de acentos, dinos los tres acentos con los que más te gusta escuchar tu propio idioma (dominicano, gallego, argentino, mexicano, vasco, andaluz, canario, catalán, cubano… ¡qué vergel!).
De menos a más, mis tres preferidos son: catalán, gaditano y asturiano imitando a un gallego.
Lo siento, compi, pero acabas de morir. Las circunstancias son lo de menos, lo importante es que te criogenizan y, como supondrás, te despiertan en el futuro. La cosa no ha ido del todo mal en lo que al cuerpo se refiere, pero lo que es la mente… Sólo se ha podido salvar un año de tus recuerdos, un año de experiencias y vivencias en el que basar tu yo renacido, con el que definirte. Elige ese año y cuéntanos por qué es el elegido.
Escogería el último. Vivimos de batallitas, así que podría creerme todas esas historias adornadas y exageradas sin recordar que son adornadas y exageradas. Chúpate esa, realidad. Eso sí, no garantizo que la montaña de ego que pudiera salir de ahí se mereciese un carnet de persona.
Qué vicio más malo el de beber, ¿verdad? Que te lo digan a ti. En fin, te has pegado una farra que ha dejado temblando las destilerías de media Europa, has sido malo, y va a tener consecuencias, pero tú decides cuáles: se presenta en tu casa una muchacha embarazada que no conoces y te dice que vas a ser papi; se presenta en tu casa un oficial de la Legión Extranjera y te dice que tienes que presentarte ahora mismo en el cuartel y que si no, con el documento que firmaste, vas a prisión militar (y que tiene ganas de verte rapado, que no le gustan tus pelos); se presenta en tu casa un alienígena de aspecto vagamente humanoide pero muy cariñoso que te pregunta por qué no le has llamado después de vuestra noche de amor y pasión. Tú elijes y dices por qué.
Lo de la paternidad inesperada dentro del alcoholismo tiene un toque beatnik, y tener un churumbel es algo que no me tira para atrás. Pero lo del alienígena humanoide gana. Quiero ver rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Quiero ver cómo se pliegan los trisolarianos. Quiero saber por qué cuarenta y dos. ¡Llévame contigo, Glorfkrax!
Recibes una llamada a cobro revertido de Dios (¡qué gurrumino!), y te dice que, después de leerlo y releerlo infinidad de veces, ha decidido que el Génesis no está muy bien escrito, que no tiene tirón, y que tú eres uno de los escritores elegidos como candidato a reescribirlo. Te pide una cata de cien palabras, el inicio, para ver si le convences y te contrata. Adelante.
Esto es la Biblia. La puta Biblia. Y comienza así:
¡Pam!
Como un bofetón en un entierro. Como una patada a un anciano. Con una jodida explosión de mil trillones de teratones, de una intensidad tan enorme y blasfema como solo un Dios puede imaginar. Como solo yo puedo imaginar.
Porque sí:
Yo soy Dios.
Y sí:
Lo del Big Bang fue cosa mía.
Primero la nada, la ausencia absoluta, y de repente, ¡pimba!, el puto universo acelerando a toda hostia y en todas direcciones, elongando el significado de «ninguna parte», refutando ad aeternum la noción de límite.
Yeah
¿Te han dicho alguna vez que te sienta bien el negro? Pues ahora te lo dice ni más ni menos que el director editorial de una “mayor”, y que si lo haces bien en lo que respecta a ciertas memorias, después te publicarán la novela que tú quieras en tirada y con promoción acorde a la editorial. ¿Aceptas ser el Kunta Kinte de esas memorias? Si es así elige entre Joselito, El Príncipe Gitano, Isabel Pantoja, La Terremoto de Alcorcón o Cristiano Ronaldo, y di por qué.
Le escribiría sus memorias al Príncipe Gitano, pero solo para averiguar quién le convenció de que hablaba inglés más que suficiente para cantar In the Ghetto. Quiero encontrar a ese ser de luz que tanta felicidad nos ha dado y devolverle una pequeña parte de todo ese gozo con un abrazo y unas cañas. Luego ya lo del contrato editorial me lo pensaría. Se está muy a gusto aquí, al calor infernal del underground.
Se va el planeta, se va se va, se va por la barranquilla… Da igual si es un petardazo en plan “Fight fire with fire”, una pandemia zombi provocada por una hamburguesa en mal estado o Dios jugando a las canicas y los meteoritos, el caso es que la civilización tal como la conocemos va a desaparecer, y un grupo de cien personas, muy previsoras ellas, se ha preparado un refugio de los más molón en el que pasar los tiempos oscuros. Tienen provisiones para años, y les sobra sitio para cien libros con los que pasar el tiempo. Tienes cien palabras para colar “Te prohíbo volver a dormir” y “Quintaesencia” entre los elegidos (las mismas palabras para dos libros, por abusón).
Te prohíbo volver a dormir es una novela frenética, divertida y sobrecogedora, y además es la única novela de tentáculos y cosas que existe en el mundo. Eso dice mi editora. Sabe de lo que habla, ha editado la única novela de tentáculos y cosas que existe en el mundo. Quintaesencia, por otro lado, es una novela que especula con la idea de que miles y miles de millones de años en el futuro, cuando hasta el universo mismo se acerca a su fin, todavía quedan coletazos de civilización humana. ¿Qué mejor esperanza para perderse en ella durante un apocalipsis?


También puedes leer éste y todos los demás Test de Rorschach-Perring en La consulta del doctor Perring

Leer más...

¡Feliz año 2019!

blog_ Mi mundo como escritora - 2 January 2019 - 2:56am
¡Mis mejores deseos para el año que hoy arranca! No olviden que en El Grimorio nos mantenemos actualizados con nuevos programas ;)El 30 de diciembre y hoy hemos subido un programa en dos partes dedicados a los propósitos de Año Nuevo: ¿por qué no funcionan y cómo hacerlos realidad? ¡No olviden mirarlos y compartirlos!
Este es el primero:

Y este es el segundo:



¿El tiempo es relativo? 8

blog_ sevillaescribe - 1 January 2019 - 9:00am

—De acuerdo. Pero deberías de establecer unas prioridades. Es decir, tener claro lo que quieres.
—Lo que quiero es viajar en el tiempo.
—Sí. Admito que tu entusiasmo es mayúsculo pero piensa un momento. —El profesor cerró los ojos—. ¿Quieres ver a Julio César en la antigua Roma o quieres ver el mundo dentro de mil años?

Manolo con la boca abierta lo observaba absorto en su fascinación. No sabía si darle un golpe y devolverlo a la realidad o dejarlo allí donde estuviera hasta que el encanto desapareciera. No hizo falta el golpe, tras unos segundos de silencio volvió en sí.
—¿Y? —preguntó.
—Pues la verdad es que las dos ofertas son seductoras pero me quedaría con la del pasado.
—Craso error Manolo. La mayoría, por no decir la totalidad, de los expertos opinan que el viaje al pasado es imposible. Una vez que construyes una máquina solo puedes viajar al futuro ya que ésta solo te permite volver al momento en que saliste. Por decirlo de alguna manera la máquina hace de punto de partida y únicamente puedes avanzar al frente.
—¿Entonces todas las supuestas evidencias de viajes al pasado son falsas?
—¿Supuestas evidencias de viajes al pasado? —preguntó estupefacto.
—Hombre, ¿nunca ha oído hablar de John Titor? En los comienzos de internet decía que venía del año 2036, que Estados Unidos se había dividido en cinco regiones menores, que el medio ambiente y las infraestructuras habían sido devastadas por ataques nucleares y las demás potencias mundiales habían sido destruidas. De momento no se ha cumplido ninguna predicción, pero quien sabe.
—Eso en mi tierra se llama loco.
—¿Y la película de Charles Chaplin que se ve a alguien hablando por una especie de teléfono móvil?
—Llamémoslo audífono de la época.
—¡Claro! ¿A ver qué se le ocurre con éste? Es el incidente Moberly-Jourdain, en 1901 las dos historiadoras se mudan a Versalles y deciden dar una vuelta por la zona con la mala suerte de perderse. De repente se encontraron rodeadas de personas con ropajes antiguos, gente tirada en la calle con viruela y dice que se cruzaron con una mujer muy parecida a María Antonieta. Todo muy desagradable pero poco natural, veían las cosas sin efectos de luz, ni sombras ni viento. Al contarlo todos se rieron de ellas diciendo que era mentira, pero ahí queda eso. Tampoco se lo cree ¿verdad?
—Yo diría que la ingesta de setas alucinógenas produce visiones. Blanco y en botella.
—¡Es increíble! También me dirá que lo que pasó en China es el ansía de notoriedad de un arqueólogo.
—A ver Manolo, es que en China han pasado muchas cosas.
—En el año 2008 se encontró una tumba nunca abierta con un ataúd de 400 años y dentro había un reloj de unos 100 años con las 10:06 y la palabra suizo detrás.

—Ves eso sí me resulta interesante. De todo lo que has dicho es lo único que podría demostrar lo anteriormente dicho por mí. —Un ronquido interrumpió la explicación del profesor. Rubén que se había sentado en un pupitre cercano dormía como un lirón—. ¿Todo bien por ahí Rubén? —le gritó.
—Sí don Aurelio –dijo sobresaltado—. Todo bien, gracias por preguntar.
—Bueno después de este breve inciso continúo. —Acercó una silla al escritorio y se sentó al lado de Manolo—. Como bien sabrás hay gente que piensa que los extraterrestres llegaron a la Tierra en la época de los faraones. Supongamos que es cierto y partiendo de esa base imaginemos que pusieron una especie de baliza en ese punto del tiempo. Y tu pregunta será por qué. Pues porque ven que ese mundo al que han llegado en ese momento del tiempo es lo bastante atrasado como para no suponer un problema si hiciera falta conquistarlo. Piensa, eres el enviado de otro mundo en los confines de la galaxia y ves este pequeño planeta azul tan atrasado. Es una mina. El problema lo tienes al volver a tu planeta. Has viajado por la galaxia a años de luz de tu planeta durante eones. Mientras para el viajero ha sido un año o dos para el resto de su especie no. Y te encuentras un planeta vacío, eres el último superviviente de tu raza. Jodido, lo único que te queda es volver a la baliza que pusiste en la tierra y disfrutar lo que te quede de vida. Por eso creo que todas esas evidencias de viajes al pasado no son más que un extraterrestre riéndose de nosotros. Poniendo un reloj en una tumba. Dando un audífono que en realidad es un teléfono móvil. Y haciendo que dos mujeres vieran lo que él quería que vieran. Lo de John Titor no tiene otra explicación que un loco. Ves como con una hipótesis todo se ve mejor.
—Don Aurelio perdóneme pero su hipótesis es rara de cojones.
—Ya, pero no por eso dejar de ser cierta. Después de esto llega la pregunta del millón ¿Tienes un dispositivo que te haga de baliza o vas dando palos de ciego?
—Claro que…
—No, no tenemos dispositivo —interrumpió Manolo a Rubén—. Pero palos a ciegas dimos ayer unos cuantos cuando se nos fue la luz. Creo que buscaremos un generador más potente. Después de esta maravillosa clase de viajes temporales necesito que me ayude con las fórmulas. Creo que he podido plantear algunas mal y se nos está echando el tiempo encima.
Manolo sacó de su mochila un cuaderno y se lo enseñó a don Aurelio. Rubén los miraba extrañado ¿Por qué no decirle al profesor lo que había encontrado en aquella fábrica?

Leer más...

10º CONCURSO DE RELATOS CORTOS Y POESÍA DE GERENA

blog_ sevillaescribe - 30 December 2018 - 10:44am
Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:8.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:107%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}

Género:   Relato, poesía, infantil y juvenilPremio:   240 €Abierto a: residentes en EspañaEntidad convocante: Ayuntamiento de GerenaPaís de la entidad convocante: EspañaFecha de cierre:    31:01:2019
BASES
Con fecha 5 de diciembre 2018, la Junta de Gobierno Local en sesión ordinaria, examinadas las bases de participación en el 10º CONCURSO DE RELATOS CORTOS Y POESÍA DE GERENA, de conformidad con la delegación de competencias efectuadas por la Alcaldía por Resolución número 213/2018, de 8 de mayo, se propone a la Junta de Gobierno Local la adopción de los siguientes acuerdos:



Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:8.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:107%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;} PRIMERO.- Rectificar las Bases Generales del “10º Concurso de Relatos cortos y poesías” aprobadas por la Junta de Gobierno Local en sesión celebrada el 03/10/2018, quedando aprobadas con el tenor literal es el siguiente:BASES DE PARTICIPACIÓN

1. Participantes y Categorías.
La participación en este concurso está abierta para todos los residentes en España, y se participará, según la edad, en una de las siguientes categorías:
A.- Niño/as hasta 11 años, infantil.B.- Jóvenes entre 12 y 17 años, juvenil.C.- Mayores de 18 años, adulto.

2. Obras a presentar.
Cada participante podrá presentar un máximo de dos obras originales, quedando excluidas aquellas que hayan sido presentadas, publicadas o premiadas en este u otro concurso.

3. Premios y modalidades.
Se establecen dos modalidades; Relato Corto y Poesía, y en cada modalidad se establecen 3 categorías. Se concederá un total de 1.670€ en premios, distribuidos de la siguiente forma.
Premios de Relato Corto:A. Categoría infantil: 1º premio provincial, consistente en 70€ en metálico.
2º premio provincial, consistente en 50€ en metálico.
B. Categoría juvenil: 1º premio nacional, consistente en 110€ en metálico.
2º premio nacional, consistente en 85€ en metálico. Premio a participante local, consistente en 50€ en metálico.
C. Categoría adulto: 1º premio nacional, consistente en 240€ en metálico.
2º premio nacional, consistente en 150€ en metálico. Premio a participante local, consistente en 80€ en metálico.

Premios de Poesía:D. Categoría infantil: 1º premio provincial, consistente en 70€ en metálico.
2º premio provincial, consistente en 50€ en metálico.
E. Categoría juvenil: 1º premio nacional, consistente en 110€ en metálico.
2º premio nacional, consistente en 85€ en metálico. Premio a participante local, consistente en 50€ en metálico.
F. Categoría adulto: 1º premio nacional, consistente en 240€ en metálico.
2º premio nacional, consistente en 150€ en metálico. Premio a participante local, consistente en 80€ en metálico.
En el supuesto de que alguno/os de los premios quedara desierto, su/s cuantía/s sería/n distribuida/s por igual, entre el resto de premios.
El Jurado concederá los accésits que estime oportunos.

4. Temática e idioma.
Los Relatos Cortos y las Poesías deberán estar escritos en lengua castellana, siendo la temática libre en ambas modalidades.

5. Extensión de las obras.
a. Relatos cortos.La extensión de los relatos cortos se ajustará al modelo de presentación de obras que se adjunta a las presentes Bases, conteniendo este lo siguiente: modalidad, categoría, pseudónimo, y título de la obra (en cada página), y un espacio de hasta 5 páginas a redactar con letra tipo Times New Roman a 12 pt. En el paginado se indicará el número total de páginas.
b. Poesía.La extensión de los poemas se ajustará al modelo de presentación de obras que se adjunta a las presentes Bases, conteniendo este lo siguiente: modalidad, categoría, pseudónimo, y título de la obra (en cada página). Tendrá un máximo de 150 versos, con letra tipo Times New Roman a 12 pt. En el paginado se indicará el número total de páginas.

6. Presentación de las obras.
Las obras se presentarán sin firmar.
Los trabajos se presentarán de forma digital a través de correo electrónico, según el modelo de presentación indicado en el punto 5 de estas Bases.
Se enviará un correo electrónico a gerenajoven@gmail.com, con el ASUNTO: “10º Concurso de Relato Corto y Poesía de Gerena”.
El correo electrónico contendrá dos archivos adjuntos:- Uno cuyo nombre sea el título del trabajo, que incluirá el texto de la obra según las condiciones del punto 5 de estas Bases.
- El segundo archivo adjunto se titulará “Plica de la obra….” que incluirá el título y el pseudónimo, datos personales, con una pequeña biografía, teléfono, domicilio de residencia actual, correo electrónico y una copia de documento acreditativo de la fecha de nacimiento (se tendrá en cuenta la edad que tenga el día de finalización del plazo de entrega de las obras).
Las obras que se hayan presentado correctamente, recibirán un correo de respuesta confirmando la inscripción al concurso, en un periodo de 15 días desde que se reciba la documentación.

7. Plazo de presentación.
El plazo de presentación de los trabajos será desde el día siguiente a la publicación de estas bases, hasta el jueves 31 de enero de 2019 a las 23.59 horas.

8. Jurado.
El Jurado estará integrado por cinco componentes o en su defecto siempre por número impar con un mínimo de tres miembros, miembros de la Agrupación Teatral de Gerena "Tabla y Telón", y ganadores/as locales de ediciones anteriores del presente concurso.
El Jurado emitirá su fallo, seleccionando a los finalistas de cada categoría y modalidad, que será publicado con anterioridad a la gala de lectura y entrega de premios del certamen.

9. Finalistas.
Los finalistas tendrán que asistir personalmente al acto público de entrega de premios, en el Auditorio Manuel Martel del Centro Cívico de Gerena, que tendrá lugar el sábado 27 de abril de 2019, a las 19 horas, coincidiendo con la cercanía de la celebración del Día del Libro. La ausencia del finalista se entenderá como renuncia al premio. Los ganadores de cada categoría leerán públicamente su obra o delegarán la lectura, previo aviso, en un familiar o un conocido.

10. Bonificación por traslados.
La organización bonificará parcialmente el traslado a Gerena de los finalistas del concurso para el día de la entrega de premios, según el kilometraje entre el lugar de residencia de cada participante y Gerena.

11. Uso de las obras ganadoras.
Los autores/as de los trabajos ganadores, autorizan al Ayuntamiento de Gerena, a hacer uso y publicar en cualquier medio los trabajos premiados, mencionando al autor y el premio, sin ningún tipo de contraprestación económica.

12. Derechos de autor.
Los autores no perderán el derecho sobre sus obras, pudiéndola publicar donde y cuando deseen, comprometiéndose los premiados a especificar que la obra ha sido premiada en el presente certamen.

13. Incidentes.
Cualquier contingencia no especificada en las presentes bases, serán resueltas entre la organización y jurado.

14. Consideraciones.
Los participantes en este concurso, aceptan que el Ayuntamiento de Gerena pueda hacer público su nombre y apellidos como finalistas y/o ganadores de este certamen.
Igualmente por el sistema de celebración de la gala de lectura y de entrega de premios, aceptan que las fotografías o videos en los que puedan aparecen, sean visibles y puedan ser publicadas o enlazados desde los distintos medios informativos del Ayuntamiento de Gerena, esto es, RRSS, Web municipal, otros medios que, de cara a la comunicación y difusión, la organización considere oportunos.

15. Privacidad y confidencialidad.
De acuerdo con la Ley orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, el Ayuntamiento de Gerena, como responsable del tratamiento de los datos personales recabados con ocasión del presente concurso, informa de que los mismos serán incluidos en un fichero de datos de carácter personal a los fines del presente concurso. Dicho fichero está debidamente inscrito en el Registro General de la Agencia Española de Protección de Datos, y el Ayuntamiento de Gerena tiene implementadas las medidas de seguridad y organizativas establecidas en el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, con el fin de velar por la privacidad de la información.
En el momento de la aceptación de la presente Política de Privacidad, el Ayuntamiento de Gerena precisará del usuario/a la recogida de unos datos imprescindibles para la prestación de sus servicios y/o información, y que el usuario/a presta su consentimiento para el almacenamiento y tratamiento de los mismos con las finalidades expuestas en el siguiente apartado.
No obstante, el usuario/a participante puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y/u oposición dirigiéndose al Ayuntamiento de Gerena, Pza. de la Constitución, 1. 41860 Gerena, Sevilla.
Se garantiza el ejercicio por el interesado de sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos previstos en dicha Ley.

16. Normas finales.
La participación en el concurso implica el conocimiento y total aceptación de las presentes Bases.
17. Publicación de las Bases.
Las presentes Bases, una vez aprobadas, se expondrán en los medios de comunicación oficiales del Ayuntamiento de Gerena, así como en otros medios que de cara a la comunicación y difusión, la organización estime oportuno.

Leer más...

El año que termina con una sonrisa

blog_ Mi mundo como escritora - 30 December 2018 - 2:43am

Hacer un balance del año siempre entraña un reencuentro con altos y bajos: las experiencias regresan a uno como una película muy vívida, en la que uno es inevitablemente el protagonista. Sin embargo, no tiene por qué ser un momento triste recordar aquellas que no fueron todo lo buenas que hubiéramos querido, pues podemos tomar de ellas lo mejor, lo aprendido, y enriquecernos con su legado.
En cuanto a mi mundo como escritora, al menos, 2018 fue un año interesante: fue el año en que finalmente me adentré en el mundo de Amazon Kindle. He sido cliente de Amazon desde hace muchos años, pero principalmente como compradora (en especial libros), con lo que entrar en las espesas aguas del KDP (Kindle Direct Publishing) de Amazon fue una experiencia muy novedosa.
Por fortuna, también ha sido una experiencia gratificante.
En febrero de 2018 lancé la versión Kindle digital de mi novela de fantasía Estrella Oscura.
Al inicio apareció con una portada de las disponibles en la plataforma, con un lobo aullando al cielo nocturno. Me gustaba por su ambiente oscuro y porque hacía alusión a partes de la historia (quienes la han leído sabrán exactamente a cuáles). Sin embargo, deseosa de conseguir una portada que reflejase un poco más a la protagonista, luego subí una segunda. También era un cielo nocturno, pero esta vez se podía ver a Syra, la protagonista, de pie frente a una llanura ancha y lejana, y de espaldas a un bosque. Fue una hermosa portada y me gustó, hecha directamente por un diseñador (Rodolfo Arguedas) con base en una ilustración exclusiva para el libro (ilustración de Santiago Arguedas).
Para abril de este mismo año tenía el plan de lanzar la versión en papel (paperback) de Estrella Oscura y por consejo del diseñador, decidimos cambiar de portada. Esta vez tendríamos la representación del inmenso monolito que yace en el corazón del Seehereo y que es tan importante para Syra y su memoria perdida. Con una ilustración nueva (también de Santiago Arguedas), lanzamos la versión en tapa blanda con la nueva portada y de una vez se la asignamos también a la versión digital, de modo que quedaran ambas versiones con la misma presentación. El trabajo con la versión de papel me enseñó muchos detalles en la publicación Kindle, y me dejó muy entusiasmada para mi trabajo posterior con mis otros libros de fantasía.
Además, supe entonces que podía ofrecer la versión en tapa blanda o impresa con la opción, para el comprador, de recibir la versión digital de forma gratuita al mismo tiempo. O sea, un premio para quien optara por la versión impresa y quisiera tener de una vez la opción digital. 
A la sazón, este mismo año fui invitada al IV Encuentro de Literatura de Mujeres, organizado por la Asociación Costarricense de Escritoras en honor de la escritora Rafaela Contreras, y tuve la oportunidad de leer varios extractos de Estrella oscura a la audiencia. Fue un momento muy satisfactorio.
En el ínterin, trabajé en una nueva novela de ciencia ficción de la que contaré detalles este próximo 2019, la cual me permitió no solo adentrarme en teorías profundas sobre el tiempo, sino también, regresar a la ciencia ficción de manera novedosa.

Recepción de textos para el Nº2 de la revista "Quinta Raza"

blog_ sevillaescribe - 28 December 2018 - 9:00am





Anunciamos recepción de material para nuestro siguiente número. Temática "Chambara" (para quienes no sepan qué significa "Chambara", aquí una ligera guía).


—Relatos (máximo 6000 palabras)*
—Reseñas de libros (máximo 2000 palabras)*

—Artículo/ensayo (máximo 3500 palabras)*

—Ilustraciones
*Los archivos de texto en formato WORD Arial 12 doble espacio, Guiones (—) en los diálogos. 
Al correo: revista(punto)quintaraza(arroba)gmail(punto)com

Fecha límite 25 de Enero 2019







Leer más...

Crónica de la presentación de "Donde el perdón no llega", en Librería Cards Comics

blog_ sevillaescribe - 26 December 2018 - 9:00am
Normal 0 21 false false false ES JA X-NONE
--> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman";}
Entre el almuerzo navideño de mi empresa y el de mis amigos, se coló la presentación del libro Donde el perdón no llega”, opera prima de Ángel Vela y libro que he visto crecer como una criatura que va dando sus primeros pasos. Recapitulemos... viernes 14 de diciembre del 2018 a las 18:30 en Librería Cards Comicshay una sala para presentaciones y actos llamada Espacio Cultural Matraca, los asistentes esperábamos al autor que como una novia se hizo esperar un poco, luego aclaró que estaba medio pachucho y casi había tenido que pasar la actividad a otro día. 


El presentador era Eduardo Cruz Acillona, alguien a quién no conocía pero me pareció un personaje a seguir. Realizó una presentación divertida en la que se esforzó por no revelar detalles del argumento de la novela, básicamente la palabra más repetida mientras se refería a la obra fue “violencia”. Luego entre medias salieron mil y una cosas, como por ejemplo el porqué había un alebrije sobre la mesa o la necesidad de un glosario de palabras de uso común en México que a los españoles no nos suenan de nada. En las preguntas se puso de manifiesto que una amiga mexicana del autor (Alyana Moonspell) había pulido los diálogos de modo que resultasen creíbles, también se nos informó de que un par de personas del sector sanitario habían leído la obra para ver si las palabras o actitudes de los personajes eran coherentes con su profesión o su enfermedad.




Está claro que el libro lo ha leído y ayudado a corregir mucha gente, que muchos de ellos son del mundo editorial se intuye, se nota en que no parece la obra de un escritor novel. Tampoco Ángel, con lo machacón y meticuloso que es, parece un autor al uso. Nos confirmó que la historia ha sufrido numerosas “podas” para darle ritmo y quitarle trozos que aportaban poco y ralentizaban durante la lectura. El libro se ha publicado en México y su ritmo de ventas es muy superior a lo que cabría esperar de un autor novel, seguramente la violencia de sus personajes atrae a muchos lectores ávidos de emociones fuertes.


Que en la presentación se hablase de correctores, de superhéroes, de samuráis y de otras cosas tan diferentes demuestra que en la sala pululaban varios frikis, autor del libro incluido. Se mencionó en varias ocasiones a Juan Alberto Hernandez, autor de la portada.  De hecho, se habló tanto y tan bien de su trabajo que recordé eso de: “Dios te libre del día de las alabanzas”. Autor y presentador son admiradores de su trabajo, ambos sólo tenían palabras de admiración y elogio para él. En cuanto a la obra, se mencionó que consta de dos personajes principales que son dos auténticos volcanes violentos, cuyo encuentro trae el caos y varios secundarios importantes incluido el alebrije. En realidad se dijo más, pero el autor me ha prohibido que revele nada sensible y con ello me ata como al presentador a repetir como un mantra la palabra violencia al referirme a la obra.



Como curiosidad, puedo señalar que nunca había oído a un presentador llamar mamón al autor tantas veces como en ésta, pero lo decía en el buen sentido y Ángel así lo comprendió. Se le acusó de crear un obra donde la violencia es muy pero que muy “heavy”. Una novela con un ritmo trepidante que no te arrastra... Te agarra de las solapas y te dice: “olvídate de dormir y prepárate para tener pesadillas”. Una historia no apta para mentes sensibles y que gustará a los seguidores del terror más oscuro y violento. Señoras y señores abran las páginas y viajen a México, la violencia más salvaje y depravada así como unos personajes bien trabajados les guiarán por los recovecos de unas mentes torturadas, odiarán y a la vez sentirán simpatía por ellos. Cojan el marcapáginas, abran la novela y sumérjanse en una obra que sin duda les sorprenderá.







Leer más...

La cara oculta de la Navidad (segunda parte)

blog_ Mi mundo como escritora - 25 December 2018 - 11:08pm
¡Hola, felices fiestas! En un nuevo videoblog de El Grimorio, culminamos la segunda parte de un programa dedicado a la Navidad y sus símbolos:



¿El tiempo es relativo? 7

blog_ sevillaescribe - 24 December 2018 - 9:00am

El impacto de ver a ese señor que parecía un abuelo, de los que dan aguinaldo a sus nietos, al lado de Rubén fue mayúsculo. De repente toda la euforia cayó en picado. Debido al cansancio emocional y físico estuvo a punto de derrumbarse en el umbral, menos mal que aún tenía las reservas de energía justas para agarrarse al quicio y no caer. La extrema palidez de su piel alertó a Rubén que de un salto logró agarrarlo y conducirlo a un asiento. Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:8.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:107%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;}
El profesor le acercó algo que había sacado del bolsillo de su chaqueta a la nariz. El nauseabundo olor lo sacó del estado en que se encontraba devolviéndolo a la realidad. Allí le seguían mirando con cara de preocupación Rubén y el abuelito.

—¿Estás bien? —preguntó Rubén.
—Sí. —Observó al hombre durante unos segundos y después preguntó—: ¿Y éste quién es?
—Don Aurelio —dijo tendiéndole la mano.
—¿Y pretendes que este carcamal nos ayude en el proyecto de los viajes temporales?
Aurelio dirigió una mirada dura a Rubén al tiempo que retirando la mano se dirigía a su mesa. Empezó a recoger todos los papeles y carpetas guardándolos en su maletín mientras maldecía su exceso de confianza respecto a su alumno. Por su parte Rubén lo siguió tratando de tranquilizarlo sin éxito.
—Sabía que no podía fiarme de ti. Ya te reíste bastante cuando dije en clase que los viajes temporales existían. Nunca debí aceptar tu petición. Mañana ya hablaremos del castigo. Que descanses.
—No, por favor no sea así. No ve que se encuentra enfermo. Seguro que esa respuesta es fruto de ello. Por favor.
Si alguien ajeno a ellos tres hubiese visto la escena se frotaría los ojos un par de veces y después de abrir y cerrar los párpados fuertemente se daría media vuelta alejándose lo más rápido posible. Un alumno impidiendo la salida del aula a un profesor, este mundo se está volviendo loco.
—Don Aurelio por favor, escúchelo –rogó.
—No hay nada que escuchar —dijo mientras iba de izquierda a derecha tratando de esquivar la marca que le hacía Rubén—. ¿Te quieres quitar de en medio?
Manolo, que poco a poco iba recobrando color y recuperando el olfato, se levantó y con la agilidad de un caracol, agarró el brazo del profesor y le miró a los ojos.
—¿De verdad podría usted ayudarme? —inquirió.
—Solo sirvo de hazmerreír de alumnos como él —señaló a Rubén—. Todos se mofan de mí. Dicen que vivo con un extraterrestre en mi casa y que por eso sé que existen los viajes en el tiempo. ¿Quieres reírte? Adelante hazlo. No serás ni el primero ni el último.
La cara del profesor era un poema. Hacía unos veinte años en las últimas clases del curso se le ocurrió hacer una encuesta para saber la opinión que tenían sus alumnos respecto a algunos temas. Él escribía en la pizarra unas cuatro o cinco preguntas y debatían entre los que estaban a favor o en contra. Algunas eran realmente estúpidas como: ¿quién llegó antes si la gallina o el huevo? Y otras eran más interesantes como: Dios no juega a los dados ¿a favor o en contra? En algunas el alumnado estuvo a punto de llegar a las manos. En otras realmente no había aliciente alguno para la discusión. Hasta que llegó el día de los extraterrestres. Ahí fue donde empezó su calvario. Desde entonces era conocido como Aureliano el marciano. Pasaron los años y el origen del mote se fue olvidando. Pero ningún alumno lo olvidó a él y cada vez que entregaba un examen suspenso o regañaba a alguien se oía entre dientes un jódete Aureliano el marciano.

—Perdón —dijo Manolo con la cabeza gacha rompiendo el prolongado silencio.
—Sé que me voy a arrepentir de esto. —Aurelio se giró y colocó su maletín encima de la mesa—. Venga, no tenemos mucho tiempo, Cierran la puerta a las cinco.
Manolo y Rubén se miraron con cara de satisfacción. Habían conseguido lo más difícil, convencer al profesor para prestar su ayuda, ahora solo quedaba ponerse manos a la obra. Se acercaron al escritorio y Manolo se tambaleó un poco. Rubén lo agarró y lo sentó en la silla. Respiró profundamente un par de veces tratando de recobrar fuerzas y los restos de ese olor repugnante bailaron por sus orificios nasales.
—¿Qué es lo que me dio a oler antes? —preguntó.
—¿Quieres más?
—No por favor. Solo dígame que es. Huele asqueroso.
—Peyote. —Los dos alumnos miraron atónitos al profesor mientras éste mostraba una sonrisa picarona—. ¿Ves? Ahora mismo después de mi comentario ha sido el momento que más has abierto los ojos desde que llegaste. Funciona, te estás espabilando. Y no te preocupes, era broma, te he dado un linimento que uso para desparasitar a mi perro. Las pulgas y las chinches no se le acercan. Ni siquiera otros perros. En fin ¿qué queréis saber de los viajes en el tiempo?
—Todo —añadió Manolo.

Leer más...