Concurso de relato del Círculo de Bardos




 

El Círculo de Bardos, ¿un lugar atemporal? ¿un tiempo sin espacio? Hace muchos años, los bardos recalaban entre sus piedras para contar sus historias y forjar nuevas leyendas. El número variaba según el momento, pero siempre ardía una pequeña hoguera en el centro del claro del bosque.
Antaño fueron otros: Yelian de Timiro; Galor de Asyr; Shyla, Princesa de las Mareas; Ealusaid, Princesa Guerrera; Thrieste, La Espada del Reino… con el tiempo cada uno siguió su camino y el Círculo pareció desaparecer. Sin embargo, Srider, Señor de la Torre y protector del Círculo, ideó un sistema para perpetuar la magia bárdica: El Concurso del Círculo de Bardos. Desde entonces, año tras año —ya van tres—, decenas de juglares, cuenta-cuentos y escritores aspiran a ser declarados “Bardo del Círculo”.

El Concurso del Círculo de Bardos surgió desde los foros de www.pedrocamacho.net (Srider en Sedice) como una forma de dar rienda suelta a la magnífica habilidad que muchos foreros tienen para escribir. El primer concurso fue tradicional, los participantes enviaron sus obras y un jurado compuesto por tres personas de confianza evaluaron los relatos y declararon los ganadores. Leara fue el “Primer Bardo del Círculo”. En aquella ocasión tan solo se presentaron tres avezadas escritoras, pero fue el germen de algo que espero siga creciendo con el tiempo.
El segundo concurso tuvo mucha más aceptación popular. Doce aguerridos concursantes se prestaron a entrar en liza, quizá porque el nuevo sistema de concurso les parecía más atractivo: Srider copió casi íntegramente las bases del TDL V, lo que demostró ser un acierto. Ganó un relato espectacular, digno de mejores premios, y para los habitantes del foro fue un honor tenerlo entre nosotros. Endegal fue el “Segundo Bardo del Círculo”. El listón quedaba muy alto, pero el año siguiente no defraudaría.
El tercer concurso casi iguala la participación del anterior, no obstante, quedó en diez concursantes. Sin embargo, el nivel medio de los relatos subió muchos enteros y las votaciones estuvieron reñidas hasta el final. Parecía que el Certamen se consolidaba. STB fue el “Tercer Bardo del Círculo”. Curiosamente, dos de los tres ganadores son habitantes habituales de Sedice.
Habitualmente, los premios consisten en dotaciones de libros. Pero Sedice estuvo de acuerdo en publicar a los tres mejores de cada edición. Por tanto, a continuación, tendréis el placer de leer a los tres primeros clasificados de este año.
Espero que los disfrutéis.

Artículos dependientes: 

El Último Bastión por Esteban González. Relato ganador del III Concurso del Círculo de Bardos

Agarrotado, sudoroso y extenuado, el soldado arrojó la espada al suelo. Su antes bruñida hoja se encontraba mellada y tinta en sangre putrefacta. Su otrora brillante armadura olía a carne en descomposición, a podredumbre, a muerte.

Peregrinos de la Oscuridad por José Luis Castaño. Segundo clasificado del III Concurso del Círculo de Bardos

A pesar de la fina arena que lastimaba su rostro, los ojos azules del joven Tarek permanecieron pegados a la imponente estructura que se insinuaba en medio de las dunas. Un escalofrío lamió su espalda al comprender que el momento esperado por fin había llegado.

La Canción del Viento por Laura López. Tercer clasificado del III Concurso del Círculo de Bardos.

El viento que sube del valle siempre carga con una con una canción maldita, es algo que todo el mundo sabe. La historia del pueblo narraba como hace cientos de años, en una noche de verano, un joven juglar llegó al lugar y se quedó a vivir entre sus habitantes.

IV Concurso de Relato del Círculo de Bardos

Un año más, y ya van cuatro, hemos celebrado el Certamen de Relato corto del Círculo de Bardos.