Distribuir contenido terror

Relato: Querido Hermano, por Juan de Dios Garduño

¡Querido hermano!, ¡mi hermano!, cuán tristeza se bate mordaz sobre mí al intentar transcribir estas palabras. Esta despedida fugaz como el beso de una virgen.

Relato: El maletín, por Meliot

El irritante sonido del despertador zumbó, sacándole de su sueño. Pidió cinco minutos más. Cerró los ojos.